Loading...

Reencarnación de la llama gemela: la última reencarnación

Las llamas gemelas se tejen de la misma tela. Antes de su renacimiento en el mundo material, vivieron en armonía como una sola alma.

Un rayo cataclísmico de energía los separo en dos mitades diferentes.

Sin embargo, esta inmensa energía no pudo desintegrar los profundos elementos de familiaridad que estaban incrustados en lo profundo de su ser espiritual.

Loading...

Por eso, cuando se reúnen, se reconocen instantáneamente.

Sin embargo, es posible que hayan pasado por distintos niveles de iluminación espiritual en sus formas humanas; aún pueden sentir una sensación agobiante y aplastante en sus huesos cuando sus existencias se encuentran en este mundo.

Los humanos normales generalmente solo se conectan con personas con quienes se alinean espiritualmente. Sin embargo, con llamas gemelas, es un juego de pelota completamente diferente.

Comparten una historia que se extiende por varias vidas. La reencarnación comienza y termina en el origen divino.

Todas las almas se originaron cósmicamente y se propagaron hacia mundos diferentes para reunir nuevas experiencias.

Este es el ciclo inevitable de la vida. Todos abandonan sus hogares en busca de algo nuevo. Vagan y tropiezan con nuevos acontecimientos y comienzos, pero la nostalgia se cierne sobre sus cabezas como el persistente sol amarillo.

Saben que después de todas sus aventuras espirituales y materiales, deben regresar a su origen. La reencarnación y las llamas gemelas están intrincadamente conectadas.

La fuente divina creó todas las llamas gemelas. Este origen es la razón por la cual las llamas gemelas existen en primer lugar.

Antes de que las almas gemelas se lanzaran al mundo material, estaban libres de impurezas. No acumularon en ellos el hambre de riqueza y poder.

Odio, miedo e inseguridad eran inexistentes en ellos. Sus almas no estaban contaminadas con el cinismo de este mundo.

Las almas gemelas se reencarnan para crecer y recuperar espiritualmente su glorioso estado divino. Ese es el único propósito de su reencarnación.

Buscan el renacimiento para fomentar su educación. Sienten una necesidad innata de escapar de las limitaciones mentales de esta matriz dominada por la elite y de captar los poderes de la divinidad.

En cada renacimiento, ascienden espiritualmente y dan un paso más hacia la fuente divina. Cuando las llamas gemelas se encuentran en este mundo, sufren importantes complicaciones.

Carecen del entendimiento espiritual para sostener su unión. Esto da lugar a la dinámica de cazador-corredor que tiene la capacidad de poner en peligro su relación.

Sin embargo, una resolución de los problemas que enfrentan las llamas gemelas puede resultar en la finalización de su educación espiritual, y poner fin al proceso de reencarnación.

Ya no necesitarán reencarnar porque ya han alcanzado un estado de iluminación divina.

Entonces, sí, la unión de llamas gemelas puede convertirse en la etapa final de la encarnación, si las llamas gemelas logran mantener su unión.

Si ambas partes pueden educarse y ayudarse mutuamente a alcanzar la iluminación espiritual, pueden poner fin al proceso de reencarnación.

Una vez que finalmente son uno, a pesar de que residen en dos cuerpos físicos diferentes, pueden considerarse dignos de ser aceptados por la fuente divina.

Una vez que eso suceda, la fuente divina los aceptará con los brazos abiertos y librará todas sus preocupaciones.

Namaste.

(Visited 1 times, 1 visits today)
Compartenos en tus redes
Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close