No tenía ni idea de que ésto me causaba tanto #dolor, pero ahora mi #vida entera está mejor que nunca!

 

La vida se hace difícil a veces. Empiezas a sentir como si estuvieras en una montaña rusa emocional después de un poco. Pero, ¿sabías que esas emociones pueden causar una disminución de tu salud física? La Dra. Susan Babel, una psicóloga que se especializa en la depresión inducida por trauma, escribió en Psychology Today, “Los estudios han demostrado que el dolor crónico puede no solamente ser causado por una lesión física, sino también por el estrés y problemas emocionales.”

“A menudo, las funciones del dolor físico pueden advertir a una persona que todavía hay trabajo emocional que hacer”, continuó. Entonces, ¿qué podrían significar los diversos dolores que experimentas? Vamos a ir a través de ellos.

  1. Dolor en tu cabeza.

El dolor en tu cabeza, como dolores de cabeza y migrañas, pueden ser desencadenados por el estrés de la vida cotidiana. Asegúrate de tomar un tiempo libre cada día para relajarte. Haz algo que alivie la tensión.

  1. El dolor en el cuello.

¿Sientes dolor en el cuello? Debes tener niños! Es una broma. El dolor en el cuello es una indicación de que puedes tener problemas con el perdón hacia los demás, o incluso hacia ti mismo. Si sientes dolor en el cuello, ten en cuenta las cosas que te gustan de ti mismo y de los demás. Trabaja conscientemente hacia el perdón.

  1. Dolor en tus hombros.

El dolor en los hombros puede indicar, que estás llevando una verdadera carga emocional. De ahí es de donde viene el dicho “asumir un problema”. Céntrate en la solución de algunos problemas de manera proactiva, y distribuye parte de esa carga a otras personas en tu vida.

  1. Dolor en la espalda superior.

Si sientes dolor en la parte superior de la espalda, es probable que hagas frente a la falta de apoyo emocional. Es posible que no te sientas querido, o incluso podrías estar reteniendo tu amor. Si estás solo, podría ser el momento para ir a una cita.

  1. Dolor en la espalda baja.

El dolor de espalda puede significar que estás preocupándote demasiado por el dinero, o te falta apoyo emocional. Puede ser un buen momento para pedir un aumento de sueldo atrasado, ​​o considerar contratar a un planificador financiero para que te ayude a utilizar el dinero, un poco mejor.

  1. El dolor en los codos.

El dolor en los codos tiene mucho que ver, con la resistencia a los cambios en tu vida. Si estas sintiendo los brazos rígidos, esto puede significar que eres demasiado rígido en tu vida. Quizá sea el momento de pensar en hacer compromisos, y sacudir las cosas un poco. Por lo menos, ir con la corriente.

  1. Dolor en tus manos.

Con las manos, se llega a los demás y te conectas. Si sientes dolor en las manos, esto puede significar que no estás alcanzando lo suficiente. Trata de hacer nuevos amigos. Almuerza con un socio. Establece una conexión.

  1. Dolor en las caderas.

Si has tenido miedo de moverte, esto puede manifestarse con un dolor en las caderas. Las caderas doloridas podrían ser una señal, de que estás muy resistente a los cambios y movimientos. También puede mostrar una precaución, para tomar decisiones. Si estás pensando en algunas ideas grandes, es el momento de tomar una decisión.

  1. El dolor en las rodillas.

El dolor de rodilla puede ser un montón de cosas diferentes, pero puede ser un signo de un gran ego. Podrías pensar que eres demasiado impresionante. Sé humilde. Pasa algún tiempo como voluntario. Asegúrate de recordar que eres mortal. Eres solo un humano.

  1. El dolor en las pantorrillas.

El dolor en la pantorrilla es probablemente provocado, por tensión emocional de algún tipo. El estrés también puede ser el culpable. Los celos también pueden estar causándote, dolor en las pantorrillas. Podría ser el momento para dejar ir algo grande.

  1. Dolor en los tobillos.

El dolor en los tobillos puede ser una señal, de que estás privándote del placer. Puede significar que es hora de disfrutar un poco más. Condimenta tu vida romántica un poco.

  1. El dolor en tus pies.

Cuando uno está deprimido, es posible que sientas algo de dolor en el pie. El exceso de negatividad puede manifestarse en los pies, y causar que no se sientan tan bien. Busca las pequeñas alegrías de la vida. Busca una nueva mascota, o un nuevo pasatiempo. Busca alegría.

Usted tiene permiso de re-publicar este artículo gracias a una licencia de Creative Commons concediéndonos un vínculo de retorno a nuestra página La Mente Superior.

Fuente:

http://simpleorganiclife.org

Deja un comentario