6 Razones por las que las #mujeres #abandonan a los hombres que aman

El amor no juzga, no tiene agenda, no tiene prejuicios, y no es intolerante. El amor es el amor, sin una definición concreta. Se desprende de las fronteras, las paredes y las inhibiciones. No es forzado. En las relaciones sí requiere trabajo, pero es sólo una danza rítmica de facilidad y gracia. Por desgracia, cuando no es una danza fácil, la relación termina desastrosamente. Es en esos momentos, en que nos preguntamos: “¿Qué pasó?”

Aquí hay 6 razones por las que las mujeres abandonan a los hombres que aman:

  1. Se sienten solas.

Una mujer necesita sentir que importa. Si su hombre no está ahí para apoyarla, no hay ninguna razón para continuar una relación. Las mujeres son cuidadoras. Cuando están en una relación, ellas creen que el hombre es su mundo entero. Los hombres tienden a desprenderse rápidamente, cuando se sienten cómodos. A veces, en la soledad de estar con alguien que no está presente emocionalmente, el ruido es ensordecedor. Una mujer se da cuenta de que no hay lugar para la falta de valor, que sigue apareciendo a través de la indiferencia. Cuando el amor y la atención no son correspondidos, ellas se dan cuenta de que no necesitan permanecer en esa relación.

  1. No están siendo reconocidas.

No hay nada más perjudicial para una mujer, que no sentir completa presencia cuando ella está hablando. Una mujer es movida por las palabras. Ella necesita sentir que es entendida, aceptada, respetada y apoyada. Cuando ella está compartiendo con su pareja, es porque ella tiene que sentir una conexión con él. La caballerosidad es magistral. Las mujeres aman los simples actos de comunicación, y el amor. Sacar la basura, lavar la ropa, o cualquier cosa que reconozca su presencia es excepcional en una relación. Una mujer se irá, mientras mantiene su corazón, cuando ella sienta que está siendo dada por sentado.

  1. Ella ya no se siente sexy o atractiva.

Los hombres son criaturas sexuales. Cuando quieren sexo están listos. Una mujer necesita la intimidad, los juegos previos, y tener la sensación de ser completamente deseada por su hombre. La rutina, es el beso de la muerte. Una mujer quiere espontaneidad. Ella anhela el romance. Las mujeres viven en sus cabezas. Por lo tanto, cuando un hombre está siendo estimulado por la pornografía u otras mujeres, o simplemente quiere tener una liberación, la mujer estará completamente apagada. Hay un momento en la vida de una mujer, cuando se da cuenta de que si su hombre no la desea, o no la hace sentir especial (dentro y fuera de la cama), entonces es hora de seguir adelante.

Artículo relacionado: 5 cosas que matan la pasión en la relación

  1. Hay un cambio significativo en la vida.

La mediana edad golpea a todos, de manera diferente. La mayoría de las mujeres no necesitan un coche nuevo, o ropa de lujo. Ellas necesitan saber que son sexys, y deseadas por sus hombres. La menopausia comienza a aparecer, y lo que se toleraba fácilmente una vez, ya no. La vida cambia: Los niños salen a la universidad; un padre necesita cuidado a tiempo completo; o el estrés financiero está presente. Las mujeres que superan el cáncer u otras enfermedades, también encuentran un botón de reinicio que empuja a los hombres fuera de sus vidas. Una mujer tiene que saber que estos cambios en la vida, se pueden navegar con fuerza y ​​dignidad junto a su hombre. Cuando no hay apoyo, una mujer va a desmontar rápidamente su vida para deshacerse de su hombre.

  1. A las mujeres no les gusta alguien predecible.

Los hombres caen en rutinas cómodas. Mientras se vuelven mayores, menos quieren participar en todo lo que no se trate de ellos. Esta es la razón por la que algunos hombres, pasan por una crisis masiva de la mediana edad. Sin embargo, las mujeres necesitan momentos especiales. Ellas necesitan saber que son importantes. Incluso una pequeña nota en una taza de café, es suficiente para llevar apreciación a una relación. La familiaridad no es algo que se sienta bien, en la mediana edad. Se siente aburrido. Para una mujer, un hombre no es un accesorio. Él es un compañero.

  1. Su hombre no está físicamente allí.

 

Las mujeres toleran mucho, pero tener un hombre que se preocupa más por estar fuera de casa es un ¡”no-no!” En el mundo actual del feminismo, sin ninguna duda una mujer no necesita un hombre para que cuide de ella. Ella necesita un compañero que trabaje a su lado, y aprecie su presencia. Cuando un hombre está más interesado en pasar tiempo en cualquier lugar, menos a su lado, ella prescindirá de sus servicios. Puede ser que tome tiempo, pero cuanto más tiempo se posponga será peor al final. Ella sabe que se acaba, cuando no hay nada disponible espiritual e intelectualmente.

Las mujeres han evolucionado en nuestra sociedad. La “necesidad” de tener un hombre, es superada por el “deseo” de compartir una vida con él. Cuando no hay amor, aprecio, contacto, conexión espiritual, estimulación intelectual, o presencia, una mujer va a elegir estar sola. Las mujeres trabajan tan duro como los hombres. Tolerar una compañía que no es estimulante, ya no está en la agenda. Es realmente una señal, de que es hora de seguir adelante.

“A veces se necesita un corazón roto para sacudirnos, despertarnos y ayudarnos a ver qué valemos mucho más que aquello con lo que nos estamos conformando.” Mandy Hale, La  mujer soltera: Vida, amor, y una pizca de Sass

Poder de Positividad

Fuente:

https://www.powerofpositivity.com

Tienes permiso de re-publicar este artículo gracias a una licencia de Creative Commons concediéndonos un vínculo de retorno a nuestra página La Mente Superior

Deja un comentario