7 Cosas que todos merecemos en una relación

Relación. Dicen que no puedes confiar en nada, ni en nadie. Estas personas fueron muy cínicas y molestas, cuando me dijeron eso. Después de un abrazo y un poco de Nutella, cambiaron su juego.

Tienes algunos derechos en este mundo, pero de ti depende hacerlos cumplir. Te mereces el amor y el derecho a explorar, lo que eso signifique para ti. A medida que juegues con la relación, mantén estos hechos en un Post-it, en tu mente.

La pasión y la intimidad

Una relación sana tiene altos niveles de pasión, y momentos intensos de intimidad. Ambos tienen que ser capaces de comunicar, los límites de seguridad de la identidad sexual y el deseo. Tiene que haber confianza y un deseo mutuo, para explorar el potencial de cada uno.

Amor incondicional

El amor que los dos comparten, no tiene precio. Se aman a pesar de cualquier elemento externo. Tienes el derecho de ser amado, por lo que eres. No por quien puedas ser, o hayas sido.

El respeto mutuo y la confianza

El respeto por el otro, no se basa en cuanto dinero hacen o con qué frecuencia te solicitan tu autógrafo. La relación está basada en la dedicación al otro, y en la fuerza de carácter que se necesita para ser el 100% abierto y honesto. La confianza se crea a medida que compartimos partes profundas de nosotros mismos, y recibimos aprecio. Te mereces a alguien en quien puedas confiar y que te respete, incluso en tus momentos más bajos.

Aventuras y momentos valiosos

Tienes el derecho a ser aventurero, y espontáneo. Para explorar el horizonte de la ciudad, así como el de sus corazones. En esas aventuras, tienes el derecho de tener y apreciar, los momentos de unión y vida.

Risa y la alegría

Te mereces a alguien, que pueda hacerte reír. Alguien que entienda tus chistes, y los haga suyos. Una persona que use sobre nombres, y este llena de chistes. Los chistes son el escudo perfecto para ponerlos a los dos, en lugares inseguros.

Seguridad y protección

Una cosa es confiar y apreciar a alguien, y otra construir un sentido de protección. Te mereces el fruto que brota de la fuerza del trabajo, la confianza y el aprecio. Cuando nos sentimos seguros y bien atendidos, podemos ampliar nuestro máximo potencial, y vibrar a nuestra frecuencia más loca.

Felicidad

Te mereces ser feliz. Eso es para lo que se supone que es, para que seamos felices. Haz lo que tengas que hacer, busca lo que quieras encontrar, y hazlo todo porque te hace feliz. No sólo te mereces mucho más, sino el placer de compartir con alguien.

Fuente:

http://www.higherperspectives.com

Tienes permiso de re-publicar este artículo gracias a una licencia de Creative Commons concediéndonos un vínculo de retorno a nuestra página La Mente Superior

 

Deja un comentario