7 técnicas para descubrir a un manipulador

por | 3 febrero, 2017

7 técnicas para descubrir a un manipulador

Hacer Luz de Gas es una técnica común utilizada por gente narcisista, sociópata, manipuladora que no quiere nada más que causar caos, duda y confusión en la mente de otra persona.

Hacer Luz de Gas se define ampliamente como un método para hacer que alguien dude de su propia cordura, negando constantemente las cosas como si nunca pasaron y mintiendo por completo sobre los detalles de su realidad.

Por lo general, se hace de manera sutil, pequeña, para asegurarse de que la víctima nunca vea realmente las acciones de su autor como maliciosas o tóxicas.

Aquí hay siete señales para prestar atención, cuando piensas que alguien podría estar tratando de manipularte:

 Constantemente niegan sus comportamientos o palabras, incluso cuando tienes pruebas

La gente que hace esto ama negar vehementemente sus malas acciones hasta el punto de tener que cuestionar si realmente sucedieron – porque, honestamente, ¿por qué alguien iría tan lejos para negar algo que sabe que es cierto?

Ellos lo hacen. Saben que la gente no está acostumbrada a que otros nieguen hechos ocurridos en la vida, por lo que hacen una historia y la guardan hasta el final. Cuanto más la dicen, más verdadero se vuelve para los que les rodean.

Lo que dicen nunca se alinea con lo que hacen

Si piensas que alguien podría estar tratando de manipularte, céntrate totalmente en sus acciones, no en sus palabras. Casi siempre dicen cosas que realmente no coinciden con las cosas que están haciendo. Las palabras están ahí para ayudarles a cubrir sus huellas.

Les gusta proyectar sus propias inseguridades y defectos en ti

Podrías ser la persona más dulce del mundo para un manipulador, sin embargo, todavía tratarán de hacerte daño para sentirse superiores a ti. Las personas que hacen esto atacarán regularmente a sus víctimas usando insultos y nombres, que saben que sólo son verdaderos sobre sí mismos.

Te hacen desconfiar de todos en tu vida, menos de ellos

A las personas manipuladoras no les gusta que terceros se involucren en sus estafas o que estén en su contra. Si eres una amenaza para ellos (y por amenaza quiero decir que estás tratando de exponerlos como lo que realmente son), entonces tienes que irte. Denunciarán y menospreciarán a cualquiera que trate de ayudar a su víctima a darse cuenta de la locura de lo que realmente está pasando.

Es por eso que a menudo tratan de aislar a los amigos y familiares que realmente se preocupan por tu bienestar.

Ellos usan elogios y positividad para confundirte aún más

La gente que hace esto sabe que no puede ser constantemente un individuo que insulta, o que es malévolo. Así que, de vez en cuando lanzan algunos elogios o alegres comentarios positivos para hacerte pensar que no son tan malos, cuando estás empezando a pensar que lo son. Un minuto estarán elogiándote. Al siguiente minuto, estarán de vuelta menospreciándote, sólo para mantenerte adivinando.

Ellos prosperan cuando estás en un estado de confusión

Cuando la víctima de un manipulador se siente confundida e insegura acerca de las cosas, sienten como que han alcanzado su objetivo. Debido a que es cuando pueden entrar en al rescate, actuando como si fueran la estabilidad y la seguridad que tú estás buscando – a pesar de que son probablemente los que causan tanto caos y confusión en primer lugar.

Empiezan a decirle a otros que eres inestable y que no se debe confiar en ti

Si pueden hacer que otros crean que estás loco, entonces todo al que intentes llegar a simplemente te calificará de loco, independientemente de la verdad. Esta es sólo otra técnica que utilizan para aislar a los demás. Hacen que otros duden de tu cordura, hasta que comienzas a dudar de ti mismo.

Fuente:

http://expandedconsciousness.com

Tienes permiso de re-publicar este artículo gracias a una licencia de Creative Commons concediéndonos un vínculo de retorno a nuestra página La Mente Superior

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.