5 Señales de advertencia de que tienes

Advertencia. Puede ser demasiado fácil hacer caso omiso, a lo que tu cuerpo está tratando de decirte. Tu cuerpo es muy inteligente al darte consejos sobre lo que podría estar mal contigo, y es el momento para escucharlo.

¿Sientes que vas a menos del 100% la mayor parte del tiempo? ¿Te sientes mal frecuentemente y no estás seguro de por qué? Puedes estar sintiéndote mal por la edad o el medio ambiente, pero podría ser otra cosa.

¿Sabías que tu cuerpo podría estar enviándote señales de que tienes demasiadas toxinas?

En primer lugar, ¿qué es una toxina? Bueno, en pocas palabras, es todo lo venenoso para el cuerpo. En su mayoría, provienen de alimentos procesados impuros. Si te deshaces de estas toxinas, entonces podrías ver un cambio en tu salud en general.

Estos son los síntomas más comunes de que tu cuerpo tiene muchas toxinas, y es hora de hacer algo al respecto:

  1. Exceso de peso que no puedes eliminar

Si estás tratando de perder peso, pero nada funciona, entonces podría ser que tu cuerpo tiene una sobrecarga de toxinas. Incluso si haces ejercicio y estas pendiente de lo que comes, no va a funcionar. Hay una serie de toxinas que se almacenan en la grasa corporal, estas son conocidas como toxinas lipofílicas y pueden incluir los PCB, dioxinas y pesticidas. ¡Deshazte de ellas!

  1. Agotamiento sin fin

Si ves que estás recibiendo ocho horas de sueño cada noche, pero despiertas con una sensación de cansancio extremo, de nuevo esto podría ser una sobrecarga de toxinas. Tener demasiadas toxinas en tu cuerpo puede causar un estrés excesivo, lo que puede afectar a las glándulas suprarrenales. Esto significa que el estrés a largo plazo, como resultado de demasiadas toxinas, puede conducir a la fatiga suprarrenal, lo que te deja sintiéndote cansado todo el tiempo. Evita la cafeína si te sientes así.

  1. El insomnio

Los altos niveles de toxinas, también pueden deshacerse de tus niveles de cortisol. El cortisol es una hormona liberas de forma natural, y te ayuda a lidiar con el estrés. Esta es generalmente alta  por la mañana, y baja por la noche. Sin embargo, si la tuya no está funcionando adecuadamente, entonces pueden estar a la inversa, haciendo que te sientas lleno de energía por la tarde y cansado por la mañana, y sin poder dormir en absoluto.

  1. Pensamientos borrosos

Si a menudo te sientes un poco “por todas partes” y en “otro mundo”, esto podría deberse a los niveles de toxinas. Hay dos toxinas en particular, que tienen un efecto directo sobre el cerebro, que son el aspartamo y el glutamato monosódico. Si te sientes así, lo primero que debes hacer es asegurarte de que no estás consumiendo directa o indirectamente, cualquiera de éstos. Puedes encontrar aspartamo en bebidas gaseosas sin azúcar, alimentos de dieta, y pasta de dientes, y el glutamato monosódico en los alimentos procesados.

  1. Dolores de cabeza inexplicables

Si tienes muchos dolores de cabeza sin razón aparente, entonces podrían ser toxinas de nuevo. Esto podría ser el resultado de las dos toxinas anteriores, MSG y aspartamo, ya que tienen un efecto en el cerebro. Sin embargo, también podría ser el resultado de metales pesados, conservantes artificiales, y colorantes artificiales.

Evita que estos signos se produzcan bebiendo mucha agua, evitando los alimentos y bebidas procesadas, y come sólo alimentos limpios, orgánicos, y frescos siempre que sea posible.

Por Charlotte H.

Fuente:

http://www.lifeadvancer.com

Tienes permiso de re-publicar este artículo gracias a una licencia de Creative Commons concediéndonos un vínculo de retorno a nuestra página La Mente Superior

Deja un comentario