7 Signos de que tú o alguien que conoces

7 Signos de que tú o alguien que conoces puede ser un empático

 

Alguien. Si alguna vez te has preguntado si eres o no un empático, hay muchas maneras diferentes de saberlo. Los empáticos son aquellos que a menudo absorben las energías, las emociones y los sentimientos de los que les rodean. Les guste o no, los empáticos se someten a estas fuerzas casi constantemente.

Los empáticos son los curadores del mundo. Los que las personas a menudo buscan en tiempos de coacción y agitación, porque de alguna manera saben que el empático escuchará, entenderá y sentirá. La gente se siente naturalmente atraída hacia ellos porque son muy buenos en traer paz a otros.

Aquí hay siete signos de que tú o alguien que conoces puede ser un empático

Ellos detestan a los mentirosos

 

Los empáticos pueden detectar a los mentirosos a una milla de distancia, y mientras que todos odian las mentiras, los empáticos son particularmente heridos por ellas. Hacen que la piel les duela. Hacen que se congelen porque no saben cómo interactuar con alguien que no es auténtico y es engañoso.

Tratan de evitar las multitudes

 

Si bien los empáticos pueden ser introvertidos o extrovertidos, el hecho de que absorben las energías de todos a su alrededor hace que los grupos sean abrumadores y agotadores a veces. Por lo general, prefieren las reuniones pequeñas o la tranquilidad de la soledad.

Evitan la negatividad a toda costa

 

Los empáticos son incapaces de no sentir. Se necesita mucha práctica para aprender a protegerse de las energías no deseadas. Es por eso que deliberadamente evitan las historias horribles y los cuentos que escuchan en las noticias y en las redes sociales. El dolor que existe en el mundo de hoy es demasiado real para ellos.

Son los mejores oyentes con los que te has encontrado

 

A los empáticos no sólo les gusta escuchar a la gente hablar. Están genuinamente interesados ​​en lo que tienen que decir. No sólo escuchan atentamente y activamente, sino que están atentos a sus historias, sintiendo y experimentando tanto como sea posible. No juzgan ni critican, sólo ofrecen ayuda cuando es necesario.

Nunca los encuentras tratando de ser otra persona que no sea quienes realmente son

 

Los empáticos generalmente han tenido tremendos dolores de crecimiento para convertirse en la gente que está parada delante de ti hoy. Ellos saben quiénes son y están emocionados por crecer en la persona que saben que se convertirán. Los empáticos nunca tienen un problema con quiénes son – es la gente que lucha por saber quiénes son verdaderamente los que tienen problemas con los empáticos.

Pueden parecer distraídos a veces

 

Los empáticos tienen un interés genuino en la miríada de cosas que la vida tiene para ofrecer, desde lo pequeño hasta lo grandioso. Es común encontrarlos soñando despiertos o distraídos, ya que normalmente están ocupados observando las pequeñas cosas de la vida que la mayoría de la gente parece pasar por alto.

Tienen una extraña conexión con los animales

 

Un empático nunca te diría que ellos “poseen” una mascota. En su lugar, ven a sus compañeros animales como eso, compañeros. Los animales salvajes son vistos como almas perfectas sin una sola onza de odio en su ser. Les gusta hablar con ellos y de vez en cuando, los animales les contestarán.

Fuente:

http://expandedconsciousness.com

Tienes permiso de re-publicar este artículo gracias a una licencia de Creative Commons concediéndonos un vínculo de retorno a nuestra página La Mente Superior

Deja un comentario