Amor de madre

amor de madre

Amor de Madre, no es una gran sensación saber que un ser querido está sufriendo o con dolor, especialmente cuando ese alguien es tu hijo. Un niño pequeño con el nombre de Isaías, nació de su madre, Stephanie Smith, feliz como una almeja. Pero después de notar cosas extrañas que sucedían a su piel, la vida del niño se convirtió en una pesadilla.

Con tan sólo tres meses de edad, Isaías sufría de una intensa erupción de la piel, que hacía que esta se rompiera y sangrara. Los médicos sospechaban que tenía un mal ejemplo de eccema, por lo que le dieron una pomada tópica esteroide. En un primer momento el ungüento parecía funcionar, pero poco después se darían cuenta, de que la erupción sólo se volvería peor. Su cabello se empezaría a caer, y él dejaría de responder.

Después de 5 meses, Isaías sufre un brote particularmente aterrador que expuso gran parte de su piel desgarrada. Después de ser tratado en un hospital, su piel volvió a la normalidad, pero dos días después del brote regresó.

El amor de madre soluciona lo imposible!!!

Para mantener a Isaías a salvo de su brote, Stephanie lo mantenía envuelto en toallas húmedas en el fregadero. Aquí es donde Isaías estaba más cómodo, donde podía descansar sin estar en constante dolor. Stephanie ni siquiera podía tocar a su hijo, sin que su piel se rompiera con la erupción.

Después de llegar a ninguna parte con las recomendaciones del médico, Stephanie volvió a la Internet donde se encontró con otros casos similares de bebés con la condición de Isaías.

Suspendió el tratamiento esteroideo de su hijo, y en su lugar de utilizó sus propias lociones y ungüentos que ella hizo a mano, específicamente para su hijo.

Después de usar una combinación de hierba de limón y zinc, la piel de Isaías comenzó a mostrar signos de estar completamente libre de la inflamación.

A los 10 meses de “retirar” los esteroides, la piel del niño había vuelto a la normalidad, permitiendo que el ahora de un año de edad, pueda llevar una vida normal. Después de no poder besar o cargar, o tocar a su bebé durante un año entero, Isaías recibe ahora un montón de afecto, de su madre que señaló que es un tremendo abrazador.

Usted tiene permiso de republicar este artículo gracias a una licencia de Creative Commons concediendonos un vínculo de retorno a nuestra página La Mente Superior.

Deja un comentario