Constructores se toparon con una antigua

Antigua . La sensación de caminar a través de una ciudad abandonada, puede parecer un poco apocalíptica. Casas, negocios y terrenos que se pudren, te pueden dar una sensación inquietante. Sin embargo, de alguna manera también hay una belleza a ello, un arte, si se quiere. La gente está fascinada por las cosas aparentemente secretas, dejadas por una comunidad largamente olvidada. Los signos que cuelgan encima de las tiendas parecen metafóricos. Las paredes se convierten en un lienzo para la creatividad de las personas, a través de graffitis. Un pueblo abandonado puede pasmar tu mente, mientras te preguntas cómo era la vida en este espacio cuando estaba en pleno apogeo, y lo que podría haber sucedido.

Algunos mundos caen a través de las grietas de los libros de historia, y las agencias de noticias, sólo para seguir siendo un misterio. E imagina, si una ciudad entera puede desaparecer ante nuestros ojos y convertirse en una parada en la carretera, entonces ¿que hay sobre lo que está por debajo de nosotros? La historia enterrada.

Capadocia es una región en Turquía central, conocida por sus sitios naturales de otro mundo. En la antigüedad, los Capadocianos escapaban de los invasores escondiéndose bajo tierra, en uno de los 250 refugios subterráneos que habían creado, labrando la flexible roca de ceniza volcánica llamada toba. Pero quizás el mayor descubrimiento de esta zona hasta la fecha, ya está en marcha.

En diciembre de 2014, se encontró una ciudad subterránea de 5.000 años de antigüedad en el centro de Turquía. Se piensa que es la más grande del mundo, fue excavada durante un proyecto de transformación urbana, para la Administración de Desarrollo de Vivienda de Turquía (Toki) en Nevsehir, provincia de Anatolia Central. Los desarrolladores se encontraron con una red subterránea de túneles gigantes, de cavernas, galerías de evacuación, y cámaras que cubrían más de 3,5 millas. Y aunque se gastaron casi $ 35 millones en el proyecto, la construcción fue detenida y la antigua metrópoli que había debajo del mundo moderno, llegó a ser propiedad protegida, está inscrita en la Junta cultural, y en la conservación del patrimonio nacional de Turquía.

Hasta el momento, una red de salas de tallado, túneles, iglesias, bodegas ocultas, y varios artefactos han sido descubiertos, y se supone que datan de hace 5.000 años. De que es potencialmente la ciudad subterránea más grande del mundo, el veredicto permanece, pero sin duda es más grande que cualquier otro sitio arqueológico en Nevsehir, conocido por muchas ciudades y pueblos subterráneos, incluyendo la ciudad subterránea de 18 pisos en Derinkuyu, que se piensa alguna vez fue el hogar de cerca de 20.000 habitantes. Y de acuerdo al Alcalde de Nevsehir Hasan Ünver, las otras ciudades descubiertas en la zona son como del tamaño de una cocina en relación con la ciudad subterránea, más recientemente descubierta.

Mucho es el misterio que rodea todavía a este descubrimiento, pero los arqueólogos están comenzando a suponer el propósito de la ciudad. “Creemos que las personas que se dedicaban a la agricultura, estaban usando los túneles para transportar productos agrícolas a la ciudad. También se estima que uno de los túneles pasa por debajo Nevşehir, y llega a una fuente lejana de agua”, dijo Özcan Çakır de la Universidad Onsekiz Çanakkale Mart.

“Este nuevo descubrimiento se añadirá como una nueva perla, un nuevo diamante, un nuevo oro” a la riqueza de Capadocia, dijo Ünver a National Geographic. Sus esperanzas son construir “el mayor parque antiguo del mundo”, que se completará con hoteles de lujo y galerías de arte sobre el suelo. Bajo tierra, senderos y un museo serán el tema central. “Incluso tenemos la intención de reabrir las iglesias subterráneas”, dijo.

Es un descubrimiento interesante, emocionante y humilde, lo que demuestra que la historia no tiene límites, y aún queda mucho por descubrir sobre la antigüedad.

Fuente:

http://www.collective-evolution.com

Tienes permiso de re-publicar este artículo gracias a una licencia de Creative Commons concediéndonos un vínculo de retorno a nuestra página La Mente Superior.

Deja un comentario