Es por esto que los empáticos se congelan

Congelan. Una persona empática, tiene una gran cantidad de obstáculos diarios por superar en la sociedad desconectada y falsa de hoy. Su elevada capacidad para sentirse como los demás, les lleva a luchar con los sentimientos subyacentes que la mayoría de la gente ignora, pero todavía proyectan.

Congelan

Incluso si no pueden sentir exactamente lo que está debajo de la máscara, saben cuando una persona les está mintiendo u ocultando algo. Esto enloquece a los empáticos, ya que entienden qué elementos monstruosos acechan en todo el mundo.

Esto no quiere decir que todo el mundo que ‘lleva una máscara”, esconde una personalidad horrible o perjudicial, ya que algunos ocultan su dolor como una forma de proteger a los que les rodean. Independientemente de la razón, los empáticos archivan y detectan los sentimientos ocultos. Estos nunca son positivos, y el hecho de que la persona este tratando tan duro evitar sus problemas, en lugar de tratar con ellos confunde a cualquier empático.

Hay innumerables razones por las que una persona puede elegir proyectar una personalidad falsa. Algunos lo hacen para ganar aceptación, otros para ocultar su dolor, aún más lo hacen porque no entienden cómo se sienten o qué hacer al respecto. Una persona empática por lo general reacciona de la misma manera con estas personas.

La reacción natural es evitar a esta persona. Los sentimientos de confusión y molestias que se producen alrededor de esta persona, se siente en un nivel físico cercano para cualquier empático. Este método de aversión se complica cuando realmente te agrada la persona y quieres ayudarla. Cuando no ayudas a esa persona, puede ser difícil de tratar con la culpa de evitarlos.

Debes cuidarte a ti mismo. Simple y llanamente. Correr furiosamente a nivel emocional para llevar un caballo al agua, no asegura que éste va a beber.

No tengas miedo de decir no, cuando necesites tiempo para ocuparte de tu vida o simplemente recuperarte. No deje s que su confusión, se convierta en tu confusión.

Fuente:

http://www.higherperspectives.com

Tienes permiso de re-publicar este artículo gracias a una licencia de Creative Commons concediéndonos un vínculo de retorno a nuestra página La Mente Superior

Deja un comentario