Esto es lo que le sucede a tu cuerpo

1. Problemas renales

Cuerpo. En un estudio realizado por la Universidad de Harvard en más de 3.000 mujeres, encontró que los refrescos de dieta duplican el riesgo de deterioro renal. Desde que el declive renal no está asociado con las gaseosas azucaradas, los investigadores creen que los edulcorantes de dieta son los responsables.

2. Metabolismo en mal estado

Según un estudio de 2008 llevado a cabo en la Universidad de Minnesota, en más de 10.000 adultos, el consumo de tan sólo 1 refresco de dieta por día, aumenta el riesgo de síndrome metabólico en un 34%. Los síntomas son la grasa en el vientre, y el colesterol alto.

3. Obesidad

Los edulcorantes artificiales, pueden perturbar la capacidad natural del cuerpo para regular la ingesta de calorías basado en la dulzura de los alimentos, sugirió un estudio en animales de la Universidad de Purdue. Lo que significa que las personas que consumen alimentos de dieta, podrían ser más propensos a comer en exceso, porque su cuerpo está siendo engañado con el pensamiento de estar comiendo azúcar, y desear más y ganar más.

4. Una terrible resaca

Los cócteles hechos con refresco de dieta, pueden hacer que te intoxiques más rápido. De acuerdo con el estudio del hospital Royal Adelaide en Australia, los mezcladores sin azúcar permiten al licor entrar en el torrente sanguíneo mucho más rápido que aquellos con azúcar, dejándote con una resaca más grande.

5. Dientes deteriorados

Los refrescos de dieta miden 3.2 en la escala de pH, lo que significa que son muy ácidos. La propiedad ácida del refresco de dieta disuelve fácilmente esmalte de los dientes. De acuerdo con un análisis de los datos de verificación dental de la Universidad de Michigan, los bebedores de refrescos tienen mayor decadencia, más dientes faltantes, y más rellenos.

6. Problemas Reproductivos

 Las latas de bebidas están recubiertas, con el disruptor endocrino bisfenol A (BPA) que se ha relacionado a todo, desde las enfermedades del corazón, a la obesidad, hasta problemas reproductivos.

7. Daño celular

La soda de dieta contiene inhibidores de moho, que están ausentes en las sodas regulares. Ellos contienen benzoato de sodio y benzoato de potasio, que son los responsables de dañar las paredes celulares.

8. Pérdida ósea

Beber refrescos de dieta, puede conducir a la pérdida de masa ósea. El ácido fosfórico presente en la soda de dieta, hace que el calcio en el torrente sanguíneo se excrete más rápidamente a través de la orina, lo que conduce a daño en los huesos.

9. Cafeína

Muchos refrescos de dieta contienen cafeína, que es un estimulante artificial y una sustancia adictiva. La cafeína también afecta el hígado, y dificulta su capacidad para limpiar las toxinas de la sangre.

10. Neurotoxina

Las sodas de dieta, utilizan edulcorantes artificiales en lugar de azúcar, incluyendo al Aspartame que actúa como una neurotoxina. Mientras que los edulcorantes artificiales pueden ser una alternativa cero calorías para el azúcar, no son de ninguna manera más saludables.

Fuente:

http://www.viralalternativenews.com

Tienes permiso de re-publicar este artículo gracias a una licencia de Creative Commons concediéndonos un vínculo de retorno a nuestra página La Mente Superior

Deja un comentario