Estudios demuestran cómo en realidad

Demuestran. Cuando se piensa en tener un corazón roto, es posible imaginar las lágrimas, la tristeza, la pérdida y todos los sentimientos que lo acompañan. Sin embargo lo que se tiende a pasar por alto, son las consecuencias cardíacas en nuestros propios corazones físicos.

Demuestran

La pérdida de un ser querido a través de la muerte o ruptura puede ser tan emocionalmente devastador, que puede conducir al síndrome del corazón roto.

Según un nuevo estudio, publicado en la revista New England Journal of Medicine, esta condición del ritmo cardíaco ahora verifica que realmente se puede morir de un corazón roto, conocido como “cardiomiopatía por estrés”.

El estudio internacional es el primer examen a gran escala de la condición, después de su descripción original ” miocardiopatía takotsubo ” (llamada así por la forma de pulpo a la que se asemeja el corazón después de un evento estresante) fue dado por los investigadores en Japón en 1990.

El estudio encontró que el 27,7% de 1750 personas examinadas fue desencadenado por las circunstancias emocionales, y el 36% desarrolló la enfermedad, debido a los síntomas físicos.

“Esta condición ha sido considerada como una enfermedad benigna, pero en realidad es una enfermedad que amenaza la vida”, dijo la autora del estudio, la Dra. Jelena Ghadri del Hospital Universitario de Zurich en Suiza. “Se trata de un síndrome de insuficiencia cardíaca aguda asociada con morbilidad y mortalidad.”

De los 1750 pacientes analizados casi el 90% eran mujeres, aunque la enfermedad mató a un mayor porcentaje (13%) de hombres que de mujeres.

El estudio también confirmó que los pacientes que sufren de cardiomiopatía por estrés, eran más propensos a tener un historial de problemas neurológicos o psicológicos, así como otras irregularidades cardíacas.

Esto en comparación con aquellos que mostraron síntomas similares, pero no tenían el “síndrome del corazón roto”.

El Síndrome del corazón roto es muy a menudo mal diagnosticado como un ataque al corazón, ya que muchos de los síntomas y los resultados de las pruebas son similares. De hecho, de acuerdo con las pruebas de la American Heart Association muestra cambios drásticos en el ritmo y en sustancias de la sangre,  que son típicos de un ataque al corazón. Pero a diferencia de un ataque al corazón, no hay evidencia de las arterias coronarias obstruidas en el síndrome de corazón roto.

Fuente:

http://thespiritscience.net

Tienes permiso de re-publicar este artículo gracias a una licencia de Creative Commons concediéndonos un vínculo de retorno a nuestra página La Mente Superior

Deja un comentario