5 Consejos para domar tu ego

Reconoce que vas a morir.

Ego. Cuando te sientas dentro de ti mismo, cuando tu ego esté fuera de control, recuerda esto: algún día, tu cuerpo se rendirá, tu cerebro se apagará, y tu vida se acabará. Lo que viene a continuación, para nuestra conciencia es un misterio, pero para nuestros cuerpos no es un misterio en lo absoluto.

Recuerda: eres sólo un humano.

Todos somos seres humanos aquí. Somos animales. Somos organismos. Comemos, defecamos, y morimos. No hay nada demasiado especial, sobre lo que somos. Lo que es verdaderamente especial es lo que podemos hacer por los demás, no por nosotros mismos.

Práctica la atención plena.

Es difícil tener un gran ego, cuando estás consciente de cada momento que vives. Toma un poco de tiempo cada día, muchas veces al día, para ver en realidad lo que está sucediendo a tu alrededor. Medita en el hecho de que no estas experimentando este momento, en lo absoluto.

Expresa gratitud.

Ten en cuenta todas las cosas por las que estás agradecido y ¡expresálo! Da las gracias a las personas que amas, por estar en tu vida. Cuando comas, siéntete agradecido por los agricultores que trabajaron duro, y los animales cuyas vidas fueron sacrificadas. (Los veganos no están obligados a hacerlo) Se verdaderamente agradecido, por todo lo que tienes.

Abraza tu empatía.

Hay personas que dicen que son empáticos, como si se tratara de un tipo especial, o único de distinción. Esta es la verdad: todos somos empáticos. En realidad esta cableado, en cada uno de nuestros cerebros. Podemos suprimir nuestra empatía, pero todos somos empáticos. Somos capaces de experimentar el sufrimiento de los demás, como si fuera el nuestro. No tengas miedo de abrazar tu empatía.

Fuente:

http://www.higherperspectives.com

Tienes permiso de re-publicar este artículo gracias a una licencia de Creative Commons concediéndonos un vínculo de retorno a nuestra página La Mente Superior

Deja un comentario