4 Cosas que necesitas saber cuando

Empático. Las personas empáticas son algunos de los seres más sensibles del planeta, y la mayoría de las veces tienen problemas con otros por ser mal entendidos.

Es importante saber que un empático tiene muy buenas intenciones, son amorosos, se entregan, y son, naturalmente, una enorme bola de ansiedad. Así que para que sea más fácil para ti, aquí hay algunas cosas importantes que debes saber cuando se trata de salir con un empático.

Empático

Nada será inadvertido

Las personas empáticas, notan todos los ligeros cambios y diferencias en todos. Ellos por lo general siempre se aseguran de que las personas esten haciendo el bien, y están inconscientemente en busca de cualquier tipo de medio para ayudar a sus amigos o seres queridos, cuando se dan cuenta de que hay algo diferente.

 Necesitan tiempo a solas

Cuando se trata de un tiempo a solas, para un empático es uno de los elementos más necesarios en su vida, para tener su propio espacio para descansar, recargar, relajarse, y no preocuparse de nada por un momento. Tener tiempo a solas para un empático , significa el mundo para ellos.

Detectores de Mentiras

Los empáticos no tienen el tiempo o el corazón para estar con mentirosos en sus vidas. Si son capturados mintiendo a un empático, espera quedar soltero a los 5 segundos que lo note. Los empáticos son personas que tienen mucha confianza en aquellos a quienes quieren, y cuando alguien rompe la confianza por cualquier motivo pueden enviarlos en una espiral de desesperación y angustia. Así que por favor se lo más honesto posible con ellos.

No pueden manejar bien el dolor

El dolor y las personas empáticas no son una buena combinación. Puesto que son algunos de los seres más sensibles del planeta, cualquier tipo de dolor puede hacer que se sientan en lo más bajo. Desprecian sentir cualquier tipo de dolor, tratan de no pensar en lo que les está haciendo daño, pero a su vez hace que sea mucho peor. De nuevo, es importante dejar que ellos tomen su tiempo a solas cuando están experimentando dolor extremo.

Fuente:

http://www.higherperspectives.com

Tienes permiso de re-publicar este artículo gracias a una licencia de Creative Commons concediéndonos un vínculo de retorno a nuestra página La Mente Superior

Deja un comentario