5 Errores comunes que dañan la relación

Errores.  La comunicación es clave para cualquier relación de amor, sana y fuerte.

A través de simples errores por descuido, y palabras, la comunicación puede distorsionarse. Para evitar estos errores, simplemente hay que reducir la velocidad, respirar profundo y seguir los consejos a continuación.

Errores

No interrumpir a  medida que formas tu opinión

Las conversaciones no son ciclos de ti mismo, hablando y escuchándote lo suficiente para formar una respuesta. Si no inviertes atención total a la conversación, estás faltando el respeto a tu pareja y no reaccionará de manera apropiada. Lo que tienes que decir es sólo una parte de la conversación, y la opinión de tu pareja es una parte crucial del problema y la solución.

No merecen ser juzgados

Tu pareja merece algo mejor que juicios, merecen ser escuchados y comprendidos. Apagas las posibles soluciones cuando juzgas. No sólo no es productivo, sino que tu tampoco quieres ser juzgado, así que mantente justo y otorgales el beneficio de la duda.

Escucha activa y plenamente

La escucha activa es una habilidad que se tiene que construir y un hermoso regalo que puedes darle a tu pareja. Despeja tu mente y deja a un lado tus prejuicios. Escucha las palabras que dicen y explora su significado. Has preguntas de sondeo para comprenderlos mejor. Haz un montón de contacto visual y no interrumpas.

Las suposiciones nunca ayudan

Los supuestos afectan la verdad. la verdad que fabricamos está diseñada específicamente para atender a nuestros miedos y deseos, básicamente a nuestro ego. Sólo mediante la exploración de la verdad de la situación y la posición de nuestra pareja, puede aparecer cualquier solución genuina y productiva. No pierdas tu tiempo y energía con suposiciones, o la molestia que causan. Tendrás que hacer frente a los efectos de la suposición, más el problema original.

No te cierres o recurras a la ley del hielo

A medida que el argumento se calienta, o te encuentras mucho más allá de tu zona de confort, reconoce tus sentimientos y transmítelos a tu pareja. Es justo pedir una pausa en la conversación o discusión. Asegúrate de recordarles que no estás evitando el tema, y asegúrate de volver a el después de que te enfríes.

Siempre se puede prologar la conversación honesta y no agresiva, al explicar dónde te encuentras emocionalmente.

Fuente:

http://www.higherperspectives.com

Tienes permiso de re-publicar este artículo gracias a una licencia de Creative Commons concediéndonos un vínculo de retorno a nuestra página La Mente Superior

Deja un comentario