¿Eres un esclavo del sistema?

Esclavo. Este cortometraje muestra cómo el mundo de hoy en día se ha vuelto más centrado en “cosas” en lugar de en “personas”, y en efecto ha permitido que una cantidad extrema de deshumanización, se convierta en la norma.

En esta caricatura aleccionadora, el mundo del trabajo en nuestra sociedad, es dirigido. Con cero comentarios, se muestra cómo las personas viven día a día, atrapadas en sus hábitos formados y rutinas, utilizándose entre sí para llevar a cabo tareas de forma mecánica.

Las personas se vuelven “cosas”, como el apoyo para la ropa, un taxi, o una señal de tráfico.

La película cuenta la rutina diaria de un hombre de dibujos animados, cuando él va a su lugar de empleo. Se despierta, se afeita, toma su suéter, y cruza la ciudad. Cuando llega a su lugar de trabajo para comenzar su jornada, él y el resto de los trabajadores, parecen lejos de ser iluminados e inspirados a participar en sus funciones.

Y como tal, tan pronto como el hombre llega su lugar de trabajo, se establece y comienza a funcionar como una alfombra para que las personas lo pisoteen.

Credit: opusBou

¿Qué busca transmitir esta caricatura?

Que en nuestro mundo de hoy en día, donde las personas están más centradas en las “cosas” que en las “personas”, una cantidad extrema de deshumanización se ha convertido en la norma. Con el fin de obtener el dominio sobre los demás, las personas se han aislado a sí mismos de sus pares, percibiéndolos como si fueran objetos inanimados. Al hacerlo, tienen un efecto alienándose a sí mismos de su propia condición humana.

Obviamente, el vídeo puede ser interpretado de diversas maneras, pero este autor cree que es imperativo tomar de la inquietante película, la lección para volver a alinearnos con el mundo en que vivimos, así como con los que lo compartimos.

No estás destinado a ser un esclavo del sistema. Laborando en un trabajo que odias de 9 a 5, para alimentar a una sociedad capitalista que contribuye con la degeneración global a través de hábitos no sostenibles, para saldar una lista de las deudas acumuladas para sostener tal estilo de vida, aislarte, y utilizar a otros para “salir adelante” es opuesto a lo que anhela el espíritu humano.

¿Cuáles son tus pensamientos? Compártelos en la sección de comentarios.

Fuente:

http://themindunleashed.org

Tienes permiso de re-publicar este artículo gracias a una licencia de Creative Commons concediéndonos un vínculo de retorno a nuestra página La Mente Superior

Deja un comentario