El Gobierno de Estados Unidos admite

Gobierno. El gobierno de los Estados Unidos admitió finalmente que han sobredosificado a los estadounidenses con fluoruro y, por primera vez desde 1962, están bajando su nivel recomendado de fluoruro en el agua potable.

El CDC informa que alrededor del 40% por ciento de los estadounidenses tienen fluorosis dental, una condición que se refiere a los cambios en la apariencia del esmalte dental, desde líneas calcáreas  visibles y  manchas, a tinción oscura y picaduras causadas por la ingestión a largo plazo de fluoruro durante el tiempo en que los dientes se están formando.

El nivel óptimo de fluoruro en el agua potable para prevenir la caries dental, debe ser de 0,7 miligramos de fluoruro por litro de agua (mg / L), anunció el lunes el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) de Estados Unidos, una cifra que está por debajo del nivel de fluoruro aceptado anteriormente que era de 1,2 mg por litro de agua.

El HHS ha declarado, que el cambio recién recomendado es porque “los estadounidenses ahora tienen acceso a más fuentes de fluoruro, incluyendo la pasta de dientes y los enjuagues bucales, lo que no tenían cuando los funcionarios municipales comenzaron a añadir el mineral, para el abastecimiento de agua en los Estados Unidos.”

Las autoridades federales de salud dicen, que el nuevo nivel recomendado mantendrá los beneficios protectores de la fluoración del agua, y reducirá la aparición de fluorosis dental.

¿Debemos agregar una droga a nuestra agua potable?

Como muchos de nosotros sabemos, no se puede controlar totalmente la dosis de un medicamento que se añade al servicio público de agua, así que por lo tanto, se plantea la siguiente pregunta, ¿deberíamos estar agregando un medicamento de toxicidad conocida en nuestro servicio público de agua? ¿O deberíamos estar acercándonos a la ingesta de flúor con la misma perspectiva que lo hacemos con otras drogas?

El Dr. Mercola lo resume claramente:

“Si un médico de alguna manera se las arregló para forzar a un paciente a tomar una droga con efectos tóxicos conocidos, falla en informarles la dosis y la frecuencia, y nunca supervisa sus resultados de salud, sería médicamente negligente y estaría propenso a lidiar con una acción  legal y médica. “

La teoría es que el fluoruro se agrega al agua potable pública con el fin de prevenir la caries dental, sin embargo, el fluoruro nunca ha sido oficialmente aprobado por la FDA para la prevención de la caries.

El hecho es que, incluso con el nuevo límite aceptable y reducido de fluoruro, no podemos controlar o supervisar adecuadamente la cantidad total de fluoruro, que es ingerido por el público cuando se tiene en cuenta, la cantidad de fluoruro que las personas están recibiendo de los alimentos, la pasta de dientes, los enjuagues bucales, las bebidas, etc.

La Fluorosis dental no es la única preocupación con la Ingestión de fluoruro.

“La fluorosis dental es la forma más visible de la fluorosis, pero está lejos de ser “simplemente algo cosmético ” y de no acarrear ninguna otra preocupación”, dice Mercola.

También puede ser una indicación de que el resto de tu cuerpo, como los huesos y los órganos internos, incluyendo al cerebro, también han sido sobreexpuestos al fluoruro.

En otras palabras, si el fluoruro está teniendo un efecto visual negativo en la superficie de los dientes, puede estar prácticamente garantizado que también está dañando otras partes de tu cuerpo, como los huesos. La Fluorosis esquelética no es visible, y es muy difícil diferenciarla de la artritis.

Los síntomas indicativos de fluorosis esquelética de etapa clínica temprana, incluyen:

Ardor, picor y hormigueo en las extremidades

Debilidad muscular

Fatiga crónica

Trastornos gastrointestinales

Disminución del apetito y pérdida de peso

La segunda etapa clínica de fluorosis esquelética se caracteriza por:

Rigidez en las articulaciones, dolor constante en los huesos; huesos frágiles; y osteoesclerosis

Anemia

La calcificación de tendones o ligamentos de las costillas y la pelvis

La osteoporosis en los huesos largos

Es importante recordar que una vez que se ingirió fluoruro, este no se aloja directa y únicamente en el esmalte de los dientes. Más bien, se acumula a lo largo de los huesos y los tejidos del cuerpo.

Curiosamente, tanto el CDC y la Organización Mundial de la Salud (OMS) han señalado que no hay ninguna diferencia discernible en la caries dental, entre los países desarrollados que agregan fluoruro a su agua, y los que no lo hacen.

Algo aún más preocupante, proviene de un informe de 2006 de la NRC, que declaró por primera vez que el fluoruro es un “disruptor endocrino”, que significa que tiene el potencial de causar estragos en la biología y en el destino de los seres humanos y los animales. Esto es mucho más importante que la fluorosis dental severa.

¿Qué piensas acerca de esto?

Queremos conocer tu opinión acerca de la fluoración del agua. ¿Tú crees que el fluoruro es seguro y eficaz en la prevención de la caries dental? ¿Crees que la gente debería tener el derecho individual de elegir si el fluoruro se añade a su agua? ¡Comparte con nosotros en la sección de comentarios de abajo!

Fuente:

http://www.collective-evolution.com

Tienes permiso de re-publicar este artículo gracias a una licencia de Creative Commons concediéndonos un vínculo de retorno a nuestra página La Mente Superior

Deja un comentario