Guía para principiantes para el sexo

Guía. El sexo debe ser una hermosa unión de dos personas, en los aspectos de la mente, cuerpo y espíritu. Hay un tiempo y lugar, para cada estilo de hacer el amor.

Decidir qué parte de ti mismo te sientes cómodo en expresar y compartir, de una manera que sea correspondida y apreciada, puede ser difícil. El sexo tántrico es un método y una filosofía, que va  detrás de lo que puede ser muy placentero y enriquecedor en el dormitorio.

Las directrices del Este son como una herramienta para extender y maximizar el placer, fomentando al mismo tiempo las conexiones espirituales y mentales, entre los amantes.

“En el Tantra, todas las facultades – físicas, mentales, emocionales – se estimulan con tanta fuerza como sea posible, entonces se controlan, para llevarte cada vez a niveles más altos de placer”. Fuente

El Tantra se ha practicado durante miles de años, por lo que los consejos y técnicas han sido muy refinados. Si conoces a alguien que tenga una relación complicada con el sexo o con su cuerpo, el  Tantra puede ser la solución perfecta para él. Se libera el acto de estigmas sociales y personales, en una productiva y nutritiva experiencia. Abajo esta un trampolín para ver si el Tantra es lo  adecuado para ti y los tuyos.

Prepara el espacio

Asegúrate de que el estado de ánimo, es el correcto. Regula la iluminación, enciende algunas velas y toma un aceite corporal. Todo lo necesario.

Prepárate

Ejecuta una lista de control mentalmente, espiritualmente y físicamente. ¿Has dejado de lado el día? ¿Estás creando expectativas? (Si es así aplástalas) ¿Te sientes cómodo, no sólo físicamente, sino de un modo inmaterial?

Inicia la construcción de la Energía

Comiencen vestidos y haciendo coincidir el aliento del otro. Manteniendo el contacto visual, profundicen y extiendan la respiración. Asegúrate de que los dos estén muy cerca, el uno del otro.

Sigan los pasos en orden

  1. Una vez que sincronicen sus alientos, intercambien frases de amor y de ánimo, “Te amo”, “Me encanta ____ de ti”, etc.
  1. Poco a poco empiecen a tocarse, con mucha suavidad. Muévanse a una posición llamada Yab-Yum, donde el hombre se sienta con las piernas cruzadas y la mujer se sienta en su regazo, con las piernas envueltas alrededor de él.
  1. Manteniendo la respiración sincronizada bésense con suavidad, sin dejar de respirar en conjunto.
  1. Puedes optar por un masaje de cuerpo completo si lo deseas
  1. Comiencen a tener relaciones sexuales, sin romper el contacto visual o perder la pista de la respiración combinada.

Fuente:

http://www.higherperspectives.com

Tienes permiso de re-publicar este artículo gracias a una licencia de Creative Commons concediéndonos un vínculo de retorno a nuestra página La Mente Superior.

 

 

 

Deja un comentario