Una guía para principiantes para escoger

Guía. Los cristales y otras formaciones de piedra, han atraído a las personas interesadas en la medicina holística y a creyentes de poderes internos alternativos durante siglos. La Tierra, la roca gigante en la que vivimos, no es una formación de roca homogénea.

Es una verdadera plétora de diferencias geológicas. Siguiendo la creencia de que el universo está consciente y de que la materia y la energía son lo mismo, estas diferentes formaciones son como diferentes razas de la misma especie. El calor y la presión necesaria en el tiempo con diferentes minerales, crea piedras con una intención natural.

Guía

Diversas piedras se pueden utilizar en diferentes formas, para lograr muchos objetivos. Cuando te sientas para empezar ahondar en las posibilidades, las opciones pueden ser sorprendentes. Es más fácil empezar a investigar bien y explorar en amplios sentidos, o comenzar con un deseo particular o una meta a partir de ahí. Hay muchos sitios web y libros que te ayudarán en el estudio de los poderes alternativos y las intenciones detrás de las piedras y cristales. Aquí vamos a hablar acerca de cómo empezar a abordar el “cómo”, y un poco del “por qué”.

Primero localiza una piedra que te gustaría utilizar. Las piedras pueden ser utilizadas para combatir la depresión, corregir desequilibrios hormonales, calmar las manías, e incluso traerte suerte. Se trata de la piedra que consigas, cómo energizarla y cómo cuidas de ella. Si puedes encontrar una tienda que te permitá no sólo ver la piedra sino sostenerla esto te ayudará. Tu intuición será capaz de “hablarte” más fuerte con el objeto en la mano. Para tu primera piedra sigue tu intuición y corazón, no tu cabeza.

Después de elegir tu piedra, llevala a un lugar tranquilo para “limpiarla” y “energizarla”. Sostenla en tu mano y recuerda hechos sobre la piedra: atributos comunes, la edad, y cómo te sientes. Todas las piedras tienen el poder natural de ser un punto focal. Reconoce la intención natural de la piedra, y añadele el tuyo. Agradecele por sus servicios y su singularidad.

Si llevas la piedra a menudo quitatela de vez en cuando, y sostenla en tu mano. Respira en la positividad y utiliza tus exhalaciones, para expulsar el mal fuera de ti. Deja correr agua sobre ella y dejala en el sol durante un tiempo. Esto la mantendrá con energía, y limpia de intención negativa.

Si el cristal se utiliza en un sólo ambiente, debes colocar plantas en tu casa. Esto es para asegurarte de que obtenga la luz del sol, y si la piedra empieza a estar llena de negatividad, serás capaz de permitirle interactuar con las plantas. De nuevo medita con ellas de vez en cuando.

Fuente:

http://www.higherperspectives.com

Tienes permiso de re-publicar este artículo gracias a una licencia de Creative Commons concediéndonos un vínculo de retorno a nuestra página La Mente Superior

Deja un comentario