6 Preguntas fundamentales para hacerte

por | 4 agosto, 2016

Hacerte. El despertar es un proceso que algunos dicen que en realidad nunca termina. Se trata más de un viaje que de un destino. Si vivimos en un universo infinito, el proceso de despertar plenamente para todos sería un proceso infinito. Por lo tanto, es probable que no existan almas totalmente “despiertas”, sino más bien que están en el proceso de despertar.

Hasta que todas las lecciones de la vida hayan sido aprendidas, se puede hablar del despertar como un proceso continuo. Es probable que, si estás leyendo este artículo entonces estés transitando por este camino. Aquí hay 6 preguntas que debes hacerte y sobre las cuales reflexionar. Algunas pueden hablarte sobre tu experiencia, y otras no. Pero la parte más importante es mantener la lucha para una conciencia superior, y estar dispuesto a quedarte corto en ocasiones con el fin de aprender cómo mejorar.

1) ¿Cuestionas la naturaleza de la realidad?

Screen Shot 2016-07-30 at 12.16.18 PM

Piensas sobre cómo llegó a ser todo?

Las almas que despiertan a menudo ponderan sus propios orígenes, la vida después de la muerte, y el significado de la existencia.

Es posible que no tengas todas las respuestas, pero es el interés por la naturaleza de la realidad un signo revelador de un alma que está experimentando el proceso de despertar.

La parte importante no es siempre tener las respuestas. Cargar un sentido de maravilla y de misterio es lo que engendra la verdadera transformación.

2) ¿Te estás moviendo en la dirección de tus sueños?

¿Estás involucrado en algún tipo de actividad que lleve a cabo tu pasión? ¿Tienes trabajo, pasatiempos, deportes o relaciones que están inspirando y llevandote a desarrollar a cabo tu fuego interior? Alguien que no está experimentando un despertar va a pensar que vivir una vida que le hace feliz es una ilusión. Sólo tienes que ir a la escuela, y pagar las facturas. Aquellos que están despertando consideramos necesario seguir lo que nos haga cobrar vida en el interior, incluso si eso significa hacer sacrificios.

3) ¿Sientes amor y compasión por la humanidad?

shutterstock_116740402

El proceso de despertar es el de comprender que todos estamos interconectados.

Cuando sientes esta conexión con el mundo que te rodea, se hace más difícil ser crítico, malo, y cruel.

Los que están despertando son menos propensos a juzgar, criticar y competir con otros, y con frecuencia optan por elevar a los demás en vez de cortarlos.

4) ¿Cuestionas lo que te han enseñado en la escuela y a través de los medios de comunicación?

Los que no han comenzado a despertar rara vez cuestionan la información que se les enseña en la escuela y las historias que escuchan en las noticias. Un alma que está en el proceso de despertar comienza a ver a través de los velos de la ilusión, y comienza a cuestionar y a perder el interés en lo que los medios de comunicación tienen que decir. Pueden ser llamados “teóricos de la conspiración”, pero en realidad, sólo tienen un buen detector de mentiras.

5) ¿Son tus acciones guiadas por tu propia brújula moral?

shutterstock_108848726

Muchas personas creen que las cuestiones de  moral se hacen  por lo que el sistema legal tiene que decir al respecto.

Para los que duermen, para bien o para mal a menudo son juzgados por lo que es ilegal, lo que no es popular, o lo que es natural.

Un alma despierta suele medir los dilemas morales con cuidado, y presta atención a todas las áreas grises en el medio.

Sus elecciones reflejan su intuición y su propio sentido de la racionalidad, en lugar de reflejar el reglamento que su cultura les ha entregado.

6) ¿Has experimentado “la unidad”?

Experimentar la “unidad” es una experiencia profunda, en la que sentimos literalmente como si estuvieramos conectados con todo en el universo. Nuestro ego se disuelve, y da paso a nuestra identidad universal. Es una sensación de enorme transformación que no todo el mundo va a experimentar, pero si la has experimentado sabrás exactamente lo que es. Una vez que experimentes esta unidad, algo en tu interior permanecerá activado de forma permanente.

shutterstock_238707229

Aunque no todas las almas despiertas experimentarán todas estas cosas mencionadas anteriormente, es probable que experimenten al menos alguna de ellas. El proceso de despertar es diferente para las personas, pero cuando se trata a fin de cuentas, todos somos almas. Todos vivimos en el mismo planeta. Todos tenemos cuerpos, mentes y egos. Esta es la razón por la que la mayoría de los signos del despertar son tan universales.

No hay ninguna razón para juzgarte a ti mismo o a otros en función de cuan “despierto” estas o se encuentran. Todo el mundo está haciendo lo que puede en su nivel de conciencia. Animalos, guialos, y proporcionales la sabiduría y el conocimiento que puedan necesitar para entrar en una versión más alta de sí mismos. Cuando dejamos de permitirle a nuestros egos tomar el crédito y obtener reconocimiento por el despertar espiritual es cuando nos daremos cuenta de que todos estamos en el mismo equipo, y que nuestro trabajo es ofrecer lo que podamos para ayudas a otros en su viaje.

Fuente:

http://thespiritscience.net

Tienes permiso de re-publicar este artículo gracias a una licencia de Creative Commons concediéndonos un vínculo de retorno a nuestra página La Mente Superior

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.