4 Herramientas espirituales para ayudarte

Herramientas. La intuición es nuestra energía psíquica natural. Es una especie de sistema de GPS para nuestra alma que nos permite navegar en la energía y sus posibles resultados. Cuando aprendemos a sacarle punta, escucharla, y afinarla, puede actuar como un sexto sentido que puede ayudar a guiarnos en el viaje.

Aunque todo el mundo tiene una conexión intuitiva natural, algunos tienen la intuición más aguda que otros. Independientemente de qué tan fuerte es tu intuición, hay cosas que puedes hacer en la vida diaria para ayudar a fortalecerla. Es importante darte cuenta de que tener una intuición más fuerte y aumentar tus poderes psíquicos tiene muy poco que ver con lo que podríamos llamar “herramientas espirituales” u otras formas de adivinación.

Ya tienes todo lo que necesitas. Es sólo una cuestión de darle a tu antena espiritual un poco de ajuste.

Aquí hay 4 pasos sencillos que puedes seguir para agudizar tu intuición:

1) Medita

shutterstock_350542424

Cuando aprendes a relajarte y a despejar tu mente, te vuelves mucho más receptivo a las energías que te rodean.

Es importante entender que volverte cada vez más psíquico y tener una fuerte intuición tiene menos que ver con el esfuerzo y más que ver con relajarte y permitirte ser uno con el flujo del universo. Calla y permitete sentir lo que ya tienes la capacidad de sentir.

Disminuir la velocidad de la charla mental, incluso sólo con 10-20 minutos de meditación al día es lo mejor que puedes hacer por tus habilidades intuitivas.

2) Pide al universo

shutterstock_429287098

No tengas miedo de pedir al universo, para recibir orientación. Decir algo como “dame una señal de lo que se supone que debo hacer con esto” es una gran manera de mostrar al universo con tu energía que estás listo para recibir.

Una gran manera de afinar tu intuición es simplemente estar abierto a recibir la guía del universo.

No estás solo, y tu búsqueda para afinar tu capacidad psíquica e intuitiva no tiene que ser un esfuerzo en solitario. Pide y recibirás.

3) Reconoce las señales

Una vez que hayas sintonizado tu antena espiritual con la meditación, y hayas pedido al universo que te muestre el camino y te ayude y te guie, ahora es el momento de reconocer las señales en tu vida. Su orientación puede venir en forma de sincronicidad, coincidencias, la repetición de temas y patrones, o incluso un fuerte tirón en tu ser hacia una ruta determinada.

El universo te guiará y te mostrará el camino una vez que te entregues a su voluntad y mantengas los ojos abiertos para lo que está tratando de mostrarte.

4) El descanso apropiado y la nutrición

shutterstock_102461543

Obtener el descanso y una nutrición adecuada es la clave. Tu cuerpo es tu vehículo, y por lo tanto es tu principal forma de interacción con la información intuitiva. Come porciones de alimentos limpios, como frutas y verduras orgánicas.

Evita los alimentos procesados, fluoruro, y productos químicos. Evita el tabaco, el alcohol y los azúcares refinados. Cuando purificas totalmente tu vehículo, serás mucho más receptivo a la información psíquica.

Se piensa que la glándula pineal es el tercer ojo que nos conecta a la dimensión más alta, y transmite la información de estas dimensiones a nuestro cerebro donde son recibidas por nosotros. Independientemente de qué mecanismos puedan ser responsables de la capacidad intuitiva, mantener tu vehículo limpio es una gran manera de entrar en una vibración más alta.

El fortalecimiento de tu intuición no requiere de nada, fuera de ti mismo. Tampoco exige que practiques formas vigorosas de adivinación. Es una simple cuestión de pureza de la mente y del cuerpo, y de alinearse con el flujo del universo, mientras que estas dispuesto a recibir orientación.

Fuente:

http://thespiritscience.net

Tienes permiso de re-publicar este artículo gracias a una licencia de Creative Commons concediéndonos un vínculo de retorno a nuestra página La Mente Superior

Deja un comentario