Este hombre pasó años plantando

por | 20 abril, 2016

Hombre. En una pequeña ciudad en Japón llamada Shintomi, más de 7.000 personas acuden a un campo particular cada primavera, por una razón increíble: florecen un mar de millones de pequeñas flores de color rosa, que fueron plantadas por un hombre para su esposa.

Hombre

La tierra fue comprada por el Sr. y la Sra Kuroki, cuando eran muy jóvenes, en 1956. Durante 30 años, utilizaron el campo para criar vacas juntos, pero recientemente, la señora Kuroki perdió su visión debido a la diabetes.

Su pérdida fue devastadora. Ella comenzó a recluirse a sí misma en casa, y realmente se convirtió en una persona mucho más solitaria, y tranquila. El Sr. Kuroki pensó que algunos visitantes al día ayudarían a animarla, así que se puso a trabajar.

Pasó dos años talando árboles, trabajando la tierra, y después plantando flor, tras flor, tras flor. Ahora, su casa está rodeada por un mar de flores de color rosa con un agradable olor.

10 años después de que se plantaran las semillas, miles de personas acuden al campo para ver las flores en plena floración, y para saludar a los Kuroki también. La señora Kuroki parece estar de buen humor, esos días.

Adorable.

 

Fuente:

http://www.higherperspectives.com

Tienes permiso de re-publicar este artículo gracias a una licencia de Creative Commons concediéndonos un vínculo de retorno a nuestra página La Mente Superior

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.