5 Sensaciones incómodas que te permiten

por | 14 marzo, 2016

Incómodas. Muchas veces puede ser difícil, discernir la diferencia entre el cambio y la infelicidad. El cambio es una parte natural de la vida, y con él viene una miríada de diferentes emociones. Cuando empezamos a sentirnos incómodos con donde nos encontramos en la vida, o cuando pensamos a donde nos dirigimos, a menudo significa que estamos en el punto crucial de cambio, y cómo hacemos frente a este proceso, dice mucho de nosotros.

Nunca temas al cambio; el cambio implica simplemente que tienes que obtener una nueva perspectiva o comprensión. Reconoce los sentimientos de incomodidad o malestar, como los pasos que estás dando en la dirección correcta.

Aquí hay cinco sentimientos de inquietud que se obtienen, cuando estás en el camino correcto:

Sentirte perdido o sin dirección – Este sentimiento bien podría ser la historia de mi vida. ¿Alguien sabe realmente lo que quiere de la vida? Es una pregunta difícil de responder. Sentirse perdido se confunde a menudo como una emoción negativa, cuando en realidad significa que estás comenzando a vivir en el momento presente. Vivir fuera de la narrativa que tienes en tu cabeza con respecto a tu vida puede ser difícil, pero es algo bueno. Hay que acostumbrarse a vivir en el momento, es donde quieres estar.

Confusión del Cerebro izquierdo – El hemisferio derecho de nuestro cerebro está asociado con la intuición, la creatividad y las emociones. A medida que comiences a activar el hemisferio derecho del cerebro con más frecuencia, el lado izquierdo de tu cerebro se aturde un poco. Tareas que implican organización, enfoque intenso, y la atención a los detalles, serán más difíciles de lo que eran antes, pero no tengas miedo, estás en un buen lugar.

Tener una fuerte necesidad de estar solo – Tengo este sentimiento a menudo, aunque reconozco que puedo ser introvertido a veces. Cuando te encuentras repentinamente interesado en “socializar con nadie”, esto es una señal de que estas simplemente reiniciando el sistema. Los problemas y las payasadas de la gente pueden afectarte, dejándote agotado o sintiéndote un poco desconectado. Está todo bien, solo tomate un tiempo para ti.

Sentir que tus sueños están fallando – ¿Recuerdas la narrativa de la vida que he mencionado antes? Pues bien, para algunos, la imagen de la propia vida es muy frágil, dejando una sensación de depresión cuando ciertas cosas no suceden en la forma en que él o ella esperaban que lo hiciera. Tener grandes sueños es algo bueno, siempre esfuérzate para lograr lo que quieres lograr, pero también debes saber que la realidad es muy diferente de la imagen que pintas en tu cabeza.

Esfuérzate para alinear tus pensamientos, sentimientos y emociones con lo que realmente eres, y la realidad que crearas para ti mismo va a ser mejor, que la que estás pensado en tu mente.

Darte cuenta de que eres responsable de tu vida y tu felicidad – Puede dar miedo tener la súbita comprensión, de que eres el único responsable de tu bienestar y felicidad. Asusta, porque si de repente tu vida da un giro para peor, no hay nadie a quien recurrir sino a ti mismo. Sin embargo, este sentimiento es algo bueno, ya que es el único camino verdadero para vivir libremente. Siempre ten en tu cabeza que eres responsable por ti, nadie más lo es.

Fuente:

http://heartcenteredrebalancing.com

Tienes permiso de re-publicar este artículo gracias a una licencia de Creative Commons concediéndonos un vínculo de retorno a nuestra página La Mente Superior

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.