Cómo sanar tu niño interior

¿Qué es el niño interior?

Interior. Es una parte profunda dentro de nosotros; son las experiencias, emociones y pensamientos que llevamos con nosotros desde la infancia. Estas experiencias pueden ser traumáticas, permanecer sin resolver, o ser mal entendidas por lo que permanecen en nuestro subconsciente, y pueden manifestarse a través de nuestras acciones presentes. Estos recuerdos de la infancia pueden dictar lo que hacemos en nuestra vida adulta, aunque no nos demos cuenta.

Cuando crecemos en ambientes en los que sentimos que estamos descuidados, somos severamente juzgados o castigados; esa sensación se queda dentro de nosotros si no puede ser resuelta o entendida, en el momento. Esto puede sangrar en los patrones de toma de decisiones, opciones de vida y en nuestras parejas, mas tarde en la vida adulta.

Indigo_Child1

Sanando tu niño interior

Una manera de integrar los recuerdos del pasado, es hacer una meditación muy intencional y con propósito. Siéntate o recuéstate cómodamente, y visualizate a ti mismo físicamente, emocionalmente y energéticamente, tomando de la mano a la versión infantil de ti mismo. Agarra tus emociones como si fueran una cosa física, rodea tus pensamientos con un sentimiento de seguridad.

Deja que tu mente vague a través de tu niñez, revive las experiencias desde una conciencia superior, objetiva, y amorosa. ¿Qué situaciones, sentimientos y pensamientos de tu niñez aparecen primero? Crea patrones en tu cerebro que te permitan conectar tus comportamientos actuales, formas de pensar y ser, a las experiencias de tu pasado. ¿Qué patrones de comportamiento has aprendido siendo un niño pequeño, que ahora dan forma a tus acciones presentes?

Viaja a través de las experiencias, sintiendo plenamente lo que sentiste cuando ocurrieron. Hay un espacio de constante “ahora-presente” que nos permite sentir – en lugar de pensar – que se siente como estar más allá del tiempo, entendiendo que existen simultáneamente todos los momentos, y cuando los ves desde una perspectiva “más alta”, los puedes ver todos de una vez.

Informa a tu niño lo que necesita escuchar, para sentirse seguro de nuevo. La clave es sentir la experiencia de ambos, su perspectiva y la perspectiva de la Fuente, Dios, El-Todo, o como quieras llamarlo. Estos recuerdos aparecieron, por una razón muy específica. Son lecciones fundamentales que aprendimos siendo jóvenes, que ahora ya sea consciente o inconscientemente, surgen a través de nuestras acciones, palabras, pensamientos y emociones.

Una gran cantidad de trauma en nuestro pasado, puede manifestarse en la pareja que elegimos. Si tuvimos un padre que nos dejó, podemos inconscientemente gravitar hacia eso en nuestras relaciones. Una de las filosofías de Sigmund Freud, fue que nos sentimos atraídos por personas similares a nuestros padres, porque es lo que conocemos desde bebés, al estar muy íntimamente cerca de nuestros padres, especialmente de las madres.

innerlijk kind

Una curación más completa puede venir, de la comprensión y la aceptación de todo lo que nuestros padres hicieron con nosotros como hijos, que haya dejado un impacto intenso en nosotros. Esto es muy específico para ti, todo el mundo ha tenido diferentes infancias, y lo que se considera agitado para algunos, es normal para los demás.

Ve cómo puedes crecer, a partir de lo que ha sucedido en el pasado. Utilízalo como una inspiración para crecer, en lugar de una razón para estar molesto. Es fácil sentir pena por nosotros mismos; muchos de nosotros hemos pasado por muchas cosas. Trata de cambiar esa perspectiva conscientemente, a una razón positiva para seguir adelante. Puedes ayudar a otros que sientan lo mismo,  ya que tienes una profunda comprensión del dolor; así podrás experimentar una comprensión más profunda de la alegría.

Si puedes ver cómo el entorno te impactó negativamente siendo un niño, entra en esa sensación. No te resistas a cualquier dolor que te lleve a recordar, lo que se ha escondido. Míralo desde los ojos de las personas, que estaban a tu alrededor. ¿Qué estaban sintiendo; que los obligo a tomar esas acciones? ¿Entendían lo que estaban haciendo?

Regresa de nuevo al presente. ¿Con quién estás rodeándote ahora? ¿Qué comportamientos, decisiones y patrones de pensamiento, han sido influenciados por esos eventos específicos de tu infancia? Viéndolo de manera objetiva, no hay fallas. Siempre estamos creciendo, y los errores son una de las formas de entender y navegar por esta realidad. Si puedes tomarte bastante tiempo para respirar, viajar hacia atrás en tu mente, y re-experimentar tu infancia, podrás ver por qué eres exactamente lo que eres hoy.

Esto realmente puede ayudarte, a tomar responsabilidad por tus acciones. He aprendido esto intensamente, durante los últimos 2 años. Yo he visto cómo mi egoísmo se desarrolló por ser hijo único, que siempre se salía con la suya. Yo he visto cómo mis acciones como adulto, fueron completamente dictadas por mis experiencias siendo un niño.

No hay meditación específica o especial, que te enseñe a cómo sanar tu niño interior. Depende totalmente de ti concentrarte, sentir y crear nuevas vías neuronales en tu cerebro, para sobrescribir viejos patrones de comportamiento. Esto puede tomar el tiempo que se necesite, dependiendo de lo sucedido en tu vida.

Soulmates-1024x768

Es importante hacer realidad los cambios físicos, que vienen con las realizaciones que se obtienen de esto. Si puedes ver cómo las personas con las que estás compartiendo son tóxicas para ti, depende de ti tomar la iniciativa y cambiar a lo que sea más propicio, para tu crecimiento personal. No te rindas, eres un ser infinito de luz, encarnado temporalmente en un traje físico.

Fuente:

http://thespiritscience.net

Tienes permiso de re-publicar este artículo gracias a una licencia de Creative Commons concediéndonos un vínculo de retorno a nuestra página La Mente Superior

Deja un comentario