Los #médicos instan a dejar de alimentar a tus niños con #perros calientes – He aquí el porqué

por | 13 marzo, 2016

Los médicos están poniendo en alerta a los padres en todo el país, con un sencillo mensaje:

¡Deja de alimentar a tus hijos con perros calientes!

Los perros calientes son un favorito de América, no hay duda de ello. Recuerdo tener mezclados perros calientes y macarrones con queso, así como perros calientes en la parrilla para el cuatro de julio.

Aún puedo saborearlos, cuando pienso en eso. Alrededor de 155 millones de salchichas, se consumen cada cuatro de julio en todo el país. ¡Eso es un montón de “perros”!

Pero según un nuevo estudio, los niños que consumen más de una docena de perros calientes al mes, tienen nueve veces más probabilidades de desarrollar leucemia infantil.

Además, las madres que comen un perro caliente por semana durante el embarazo, aumentan la verosimilitud de desarrollar tumores cerebrales más adelante en la vida de sus hijos.

Del mismo modo, un padre que a menudo comía perros calientes antes de concebir un niño, también imparte una alta verosimilitud de cáncer a su hijo.

¿El problema? Los aditivos de Nitrito.

Los nitritos son un aditivo añadido a los perros calientes, por lo general para combatir el botulismo.

Durante el proceso de cocción de los “perros”,  los nitratos se combinan con aminas que están naturalmente presentes en la carne formando N-nitroso, que es un compuesto seriamente cancerígeno.

Si tienes que alimentar a tu familia con perros calientes, busca carnes libres de nitritos o limita la cantidad de perros calientes que tú y tu familia consumen.

También puedes solicitar que los supermercados comiencen a tener perros calientes libres de  nitritos exclusivamente, y ejercer presión sobre el consejo escolar local para que se deshagan de los perros calientes que contengan nitritos.

¿Todavía comes perros calientes?

Fuente:

http://simpleorganiclife.org

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.