4 Mitos comunes sobre ser empático

Mitos. Los empáticos son personas que sienten plenamente, las emociones de los demás. Cuando alguien experimenta dolor, ellos también sienten el dolor. Hay mucho de mitología, en torno a los empáticos. Vamos a aclarar lo que es verdad, y lo que no lo es.

1. Los empáticos no son mentalmente sanos.

Las personas empáticas son imanes de energía, lo que puede hacerlos ver como un poco desequilibrados. Pero son buenos oyentes, confidentes y consejeros, para todo el mundo. Son como un vertedero emocional. Si parecen un poco irregulares, dales tiempo para descomprimirse y recargarse.

2. Los empáticos están muy dentro de sí mismos.

Es cierto, las personas empáticas pueden ser mal humoradas, y tal vez demasiado tranquilas. Eso no las convierte en auto-absorbentes. Todo lo contrario. Ellos están absorbiendo un poco, de todo el mundo que les rodea. Tienden a sentir los sentimientos de los demás.

Mitos

3. Los empáticos son débiles.

Las personas empáticas son más propensas a abrirse en un espacio público, y sentir las emociones totalmente, pero eso no los hace débiles. Es desafortunado que vivamos en una sociedad, donde las personas emocionales son percibidas como “flojas”, o “mentalmente débiles”. La mayoría de los empáticos, son personas emocionalmente fuertes. Tienes que sentir los sentimientos de las personas como ellos.

4. Los empáticos son perezosos.

las personas empáticas pueden ser bastante introvertidas, es cierto, pero a menudo carecen de energía debido a su capacidad para entender, y sentir lo que otros sienten. Están casi constantemente sobrecargados con el estrés y la tensión de otros.

¿Eres empático? Déjanos saberlo en los comentarios!

Fuente:

http://www.higherperspectives.com

Tienes permiso de re-publicar este artículo gracias a una licencia de Creative Commons concediéndonos un vínculo de retorno a nuestra página La Mente Superior

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.