Cambiando a las muñecas Bratz en niñas

por | 5 abril, 2016

Una artista ha encontrado una manera creativa para resaltar la ridícula imagen hiper-sexual de las muñecas populares para chicas.

La Artista de Tasmania Sonia Singh repara y recicla muñecas rotas y descartadas, quitándoles el maquillaje, y dándoles una nueva oportunidad de vida, con una con ropa tejida a mano y una imagen de corte limpio. Lo que comenzó como un “pasatiempo divertido” para Sonia después de haber sido despedida, se ha convertido en el fenómeno global que es “Tree Change Dolls”, una marca que está ganando una extensa cobertura de los medios, y aficionados de todo el mundo.

Sonia explica: “Comencé la búsqueda de muñecas de moda no deseadas y desechadas en las tiendas de punta, tiendas op y los mercados de segunda mano del sur de Tasmania. Crecí jugando con juguetes de segunda mano, y pensé que podría reciclar las muñecas y cambiarlas de residuos plásticos desechados, a juguetes únicos con los que los niños les gustaría jugar, de la misma manera que había jugado con muñecas al aire libre, y tenía grandes aventuras cuando era una niña”.

Ella comenzó removiendo el maquillaje de los ojos pintados (por lo general de las muñecas Bratz, aunque las Barbies, las Monster High, etc. son recicladas también), y la madre de Sonia se ofreció a ayudar tejiendo ropa nueva. “Ahora trabajamos juntas en The Tree Change Dolls”, dice Sonia. “También empecé a reparar las muñecas haciéndoles nuevos pies cuando hacía falta. También les he arreglado el cabello cepillando, cortando y dando estilo al cabello”.

1

La pareja de Sonia, John, la animó a iniciar un blog y The Tree Change Dolls se hizo viral. “A los pocos días tenia periodistas de todo el mundo deseando hablar, y miles de mensajes de personas que querían las muñecas”, explica Sonia. “Me parece haber desencadenado una conversación global sobre la idoneidad y el estilo de los juguetes de algunos niños”.

Este fue un accidente total. “Nunca fue mi intención hacer una declaración especial sobre estas muñecas”, admite Sonia. A ella simplemente le encanta jugar con estas, y lo ha hecho desde que era una niña. Ella no utiliza la palabra feminista tampoco (su pareja bromea que él es más feminista que Sonia) pero le guste o no, su hobby ha expuesto algo mucho más grande. Tree Change Dolls es una manera creativa de protestar, en contra de la hiper-sexualización del mercado de los juguetes; un retorno a la buena imagen, pasada de moda, de corte limpio de las compañeras de juego de una niña.

En el vídeo de arriba de SBS2 Australia, Sonia dice que esta abrumada por la reacción de su trabajo. Debido a que la demanda de sus muñecas hechas a mano es tan alta, ha tenido la amabilidad de compartir sus conocimientos con otras personas que quieren hacer lo mismo.

2

“Yo estoy animando a la gente a reciclar sus propias muñecas y espero seguir siendo creativa, para colaborar con otras personas creativas, para ayudar a que los niños participen en la fabricación de sus propios juguetes, y trabajar para ayudar a todos a mirar de nuevo con nuevos ojos las cosas que compran, y las cosas que tiran sin pensarlo dos veces “, dice ella.

Entonces, ¿qué hay del futuro? ¿Podrían las creaciones de Sonia comenzar una revolución? “No soy un fabricante de muñecas y yo no quiero serlo”, dice Sonia. “Pero si lo que he hecho influencia las grandes empresas de juguetes por ahí, y los hace repensar sobre el tipo de muñecas que están poniendo en el mercado, no creo que sería una cosa mala en absoluto.”

Echa un vistazo al blog de Sonia aquí, con consejos útiles para cualquier persona que quiera seguir sus pasos y reciclar sus muñecas. También puedes navegar por su tienda Etsy si prefieres comprar las muñecas ya hechas.

Fuente:

http://www.trueactivist.com

Tienes permiso de re-publicar este artículo gracias a una licencia de Creative Commons concediéndonos un vínculo de retorno a nuestra página La Mente Superior

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.