6 Impresionantes maneras de bajar de peso

por | 23 marzo, 2016

Peso. La avena es un alimento básico saludable, que muchos han elogiado para la dieta ideal. La avena no sólo es asequible, sino personalizable y llena de nutrientes saludables como carbohidratos y fibra. La avena es una gran opción cuando estás tratando de bajar de peso, ya que la incorporación de un plato de avena a tu dieta es fácil y muy beneficioso. Sin embargo, como elijas servir tu avena determinará el impacto que tiene sobre tu salud. Recuerda apegarte a los saborizantes que proporcionen un valor nutricional, y ayuden a promover la pérdida de grasa, en lugar de ingredientes azucarados que sólo proporcionen calorías vacías.

Aquí hay 6 impresionantes maneras para bajar de peso con avena:

  1. Añádela a un Smoothie

Para un plan ideal bajo en calorías, la adición de avena en tus batidos y bebidas, puede ayudarte a perder peso. Las bebidas de avena son ricas en fibra y proteínas, y también absorben las grasas, lo cual es muy beneficioso para el corazón, y como una herramienta para la pérdida de peso progresiva. Utiliza las bebidas de avena como un reemplazo de las comidas, para ayudarte a reducir las calorías y a reducir la cantidad total que consumes en un día. Sólo asegúrate de mantener la bebida de avena saludable, limitando el azúcar que añades e incluyendo ingredientes ricos en nutrientes como la banana y los frutos secos o semillas.

Si tu batido de la mañana por lo general te hace sentir hambre a las pocas horas, es posible que desees considerar la adición de avena en granos a tu bebida. Mezcla un puñado de avena cruda en la licuadora, a continuación, añade el resto de los ingredientes y mezcla hasta que quede suave. Esto dará lugar a un batido más espeso, más denso, cargado con fibras que seguro hará que te sientas satisfecho hasta la próxima comida.

  1. Sustituye las migas de pan con avena

De acuerdo con diet and weight loss news, puedes utilizar los copos de avena como un sustituto saludable para las migas de pan en recetas como nuggets de pollo, filete de pescado, y pastel de carne. A pesar de que podría no ser convencional, tiene buen sabor y es una manera fácil de añadir nutrición extra tus comidas. Da volumen a las albóndigas, mediante el uso de copos de avena. Esta es la avena des-descascarillada o triturada, y ligeramente tostada.

Cuando compares las etiquetas de nutrición del pan rallado y los copos de avena, parecen bastante similares hasta que llegas al sodio. Aproximadamente 100 g de pan rallado contienen 732 mg de sodio, que es 120 veces más que la cantidad contenida en los copos de avena.

  1. Reemplaza la Granola

¿Sabías que esparcir granola por encima de tu yogur, podría estar ralentizando tu progreso de  pérdida de peso en lugar de ayudarte a acelerarlo? El cereal crujiente es conocido por sus beneficios para la salud y buen gusto, pero una pequeña porción de media taza a menudo es alta en calorías y grasa, y en general se carga con azúcar para dar energía. Reemplaza la granola con la saludable avena, y tu cintura te lo agradecerá.

Después de agregar avena a tu taza, caliéntala en el microondas con un poco de agua y luego añade extracto de vainilla, y canela. A continuación, esparce la avena en tu yogur griego. Asegúrate de añadir almendras y fruta fresca, para una merienda más nutritiva.

  1. Haz barras para la merienda

Deja de gastar dinero en barras de granola y bocadillos prefabricados, que contienen montones de azúcar y casi ninguna proteína. En su lugar, mantén tu panza y tu billetera feliz al hacer un lote  casero de barritas energéticas a base de avena. De esta manera, sabrás exactamente lo que hay  en tus barras y puedes hacerlas a tu gusto. Estas barras son más baratas, contienen menos calorías, y son muy fáciles de hacer.

  1. Espesa las comidas

Una forma saludable para espesar o añadir más nutrientes a una sopa, guiso o salsa es agregar avena molida. Deja la harina blanca y el almidón de maíz en el olvido, mientras mezclas avena molida en tu comida. Asegúrate de pulverizar la avena en un polvo fino, para ayudar a prevenir cualquier riesgo de una consistencia no deseada y grumosa. Tu sopa dejará una sensación de saciedad, mientras funciona como un quemador de grasa.

  1. Haz harina de avena

Si tiendes a hacer pan casero, tortitas y postres con harina convencional, trata de cambiar a una opción más saludable mediante el uso de la harina de avena. Utiliza harina de avena para agregar nutrientes a tu dieta, así como para bajar de peso. Aunque la harina de avena comprada en la tienda es mejor que la variedad de trigo, el precio no es muy bonito. Tritura avena convencional en un procesador de alimentos, para ayudar a ahorrar en costos sin sacrificar los beneficios.

———

Si planeas utilizar avena para ayudar en la pérdida de peso, evita los cereales fríos y sírvete un plato caliente de avena para el desayuno todos los días. La avena es rápida y fácil de cocinar, lo que significa que no hay necesidad de llegar a los sustitutos de comida chatarra no saludables, ya que ofrece la fibra y calorías necesarias que tu cuerpo necesita para mantenerte satisfecho hasta el almuerzo. Nuestro cuerpo digiere la avena a un ritmo lento, manteniendo los niveles de azúcar en sangre regulados, una energía elevada, y el hambre a raya.

Fuente:

http://www.collective-evolution.com

Tienes permiso de re-publicar este artículo gracias a una licencia de Creative Commons concediéndonos un vínculo de retorno a nuestra página La Mente Superior

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.