Que hace el #Aloe Vera en tu cuerpo: ¿Por qué los egipcios la llamaron la #planta de la inmortalidad?

por | 10 marzo, 2016

Conocida por los egipcios como la planta de la inmortalidad, y para los nativos americanos como la varita de los cielos, el aloe vera viene con una amplia gama de increíbles propiedades curativas, algunas de las cuales posiblemente ya conozcas. Puede ser que incluso tengas tu propia planta de aloe vera en tu hogar, para aquellas pequeñas emergencias como rasguños, cortes y quemaduras, pero ¿sabías que el aloe vera no sólo se limita al uso tópico, y que en realidad es aún más beneficioso para tu cuerpo cuando lo consumes?

El Aloe vera contiene más de 200 componentes biológicamente activos, de origen natural, que incluyen polisacáridos, vitaminas, enzimas, aminoácidos, y minerales que promueven la absorción de nutrientes.

De acuerdo con El Diario de Ciencias Ambientales y de la Salud, el aloe vera también posee propiedades anti-bacterianas, anti-virales y anti-hongos, que ayudan al sistema inmunológico en la limpieza del cuerpo de toxinas y patógenos invasores. Pero eso no es todo lo que el jugo de aloe vera/gel, tiene que ofrecer. [1]

Minerales

El Aloe vera tiene un montón de minerales como calcio, magnesio, zinc, cromo, selenio, sodio, hierro, potasio, cobre y manganeso. Estos minerales trabajan juntos, para impulsar las vías metabólicas.

Las enzimas

El Aloe Vera contiene enzimas importantes, como la amilasa y la lipasa que pueden ayudar en la digestión, rompiendo las moléculas de grasa y azúcar. Una molécula en particular, Bradykinase, ayuda a reducir la inflamación.

Vitaminas

Sorprendentemente, el aloe vera es una de las pocas plantas que contiene vitamina B12, que se requiere para la producción de células rojas de la sangre. Esta es una gran noticia para los vegetarianos y veganos en particular, ya que a menudo no reciben cantidades adecuadas de vitamina B12 a través de su dieta regular. El Aloe vera es también una fuente de vitaminas A, C, E, ácido fólico, colina, B1, B2, B3 (niacina), y B6.

Aminoácidos

El aloe vera contiene 20, de los 22 aminoácidos esenciales que son requeridos por el cuerpo humano. También contiene ácido salicílico, que combate la inflamación y las bacterias.

Otros usos para el Aloe

Además de ser un excelente limpiador para el cuerpo, eliminando materia tóxica del estómago, los riñones, el bazo, vejiga, hígado y colon, el aloe también puede ofrecer un alivio eficaz de las dolencias más inmediatas, tales como indigestión, malestar estomacal, úlceras e inflamación en el intestino. También fortalece el tracto digestivo, y alivia la inflamación de las articulaciones, por lo que es una gran opción para los enfermos de artritis.

Un estudio encontró que cuando se toma el jugo de aloe vera, como un enjuague bucal, es igual de eficaz para eliminar la placa, que el enjuague bucal común y su ingrediente activo, la clorhexidina. Esta es una alternativa mucho mejor porque es totalmente natural, a diferencia de las opciones cargadas de productos químicos típicos, que se encuentran en las tiendas.

También se ha encontrado, que el gel de aloe vera puede curar efectivamente úlceras en la boca, conocidas más comúnmente como aftas.

¿Cómo tomar el Aloe?

El Aloe puede ser consumido directamente de la planta, pero la opción más fácil y más agradable al paladar es, probablemente, el jugo de aloe, que se puede encontrar en la mayoría de las tiendas de alimentos saludables. También puedes comprar las hojas en muchas tiendas de comestibles comunes, o cosechar la tuya, y hacer el jugo tu mismo.

Puedes comprar el gel y mezclarlo con tus jugos y batidos, o simplemente beberlo directamente. Sin embargo, tiene un sabor algo amargo, por lo que es posible que desees añadirle otras cosas. Es muy bueno beberlo todos los días, pero si lo estás utilizando para que te ayude con una enfermedad específica, habla con un experto en salud natural o haz algunas investigaciones en la materia, para encontrar instrucciones sobre la dosificación específica.

Fuente:

http://www.collective-evolution.com

Tienes permiso de re-publicar este artículo gracias a una licencia de Creative Commons concediéndonos un vínculo de retorno a nuestra página La Mente Superior.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.