7 Señales de que tu alma ha reencarnado

Reencarnado. Las personas que tienen almas antiguas tienden a ser algunos de los seres más equilibrados en todo el mundo. Ellos son capaces de ver las cosas de la manera que son, y tienen un alto nivel de madurez y parece que han hecho todo antes.

Reencarnado

Algunos incluso creen que reencarnaron en otra vida, sólo para continuar con sus asuntos pendientes y cualquier otra cosa que hayan experimentado antes. Cualquiera que sea el caso, ya sea la reencarnación o simplemente tener una idea bastante buena del mundo que te rodea, hay una posibilidad de que también seas una de esas almas antiguas.

Aquí están algunos rasgos de personalidad de un alma antigua con que puedes compararte y ver si has estado vagando por la tierra mucho más tiempo de lo que creías!

1. Una intuición increíble

Tienes los mejores instintos cuando se trata de lidiar con el mundo a tu alrededor. Estás tan en sintonía con lo que es correcto que es difícil que puedas cometer en realidad algo que este mal. Las almas antiguas son capaces de captar los indicios faciales, expresiones, y pueden identificarse con casi todo el mundo. La gente tiene dificultades para ocultar sus emociones de ti y sabes exactamente qué decir y qué hacer por ellos.

2. Consciencia

Las almas antiguas son algunos de los seres más conscientes en el mundo. Ellos se exponen a todas las posibilidades en el universo, son totalmente auto-conscientes de lo que está pasando. Incluso si el mundo sigue en libertad, las almas antiguas escuchan el grito de la tierra, son capaces de sentir las emociones en bruto de la gente, y de aceptar las cosas que ellos nunca serán capaces de cambiar.

3. Sabes cómo atraer a otros

Las almas antiguas tienen una profunda comprensión de la ley de la atracción cuando se trata de los intereses del pueblo. Esto hace que consigan las cosas que quieren de forma mucho más fácil ya que las personas se sienten muy atraídas a ellos por razones de las que no están del todo seguros. De cualquier manera, ellos tienen la oportunidad de ver lo que eres. Muy a menudo, que te sorprenderás con lo fácil que es atraer a otros a tu presencia.

4. El tiempo no es importante para ti

El tiempo es irrelevante para las almas antiguas, simplemente porque ya han pasado suficiente tiempo en vidas pasadas y ya no importa. Sabes que tienes más que suficiente tiempo para hacer las cosas que deseas, ir a tu propio ritmo, y alcanzar tus objetivos en tu propio camino. El tiempo no tiene nada que ver con el orden del día. Eres tan fluido como el agua que bebes.

5. Puedes manejar el desplazamiento

A pesar de que a las almas antiguas particularmente no les gusta ser desplazadas, todavía lo manejan sin esfuerzo y con gracia. Ellos entienden que no siempre tienen que estar en la foto, pero prefieren las personas y cosas que ya conocen. A veces incluso puede parecer que naciste en la cultura, familia o entidad equivocada. Las almas antiguas tienen conflictos con sus nuevas vidas a veces simplemente debido al desplazamiento.

6. Recuerdas vidas anteriores

Hay momentos en que te encuentras en un sueño de lo que parece ser la vida de otra persona. Las almas antiguas no pueden dejar de sentir que están constantemente recordando experiencias pasadas durante todo el día, tomando nota de ciertas personas que vieron, lugares en los que ha estado, o incluso recordar dónde murieron antes de su existencia en la actualidad.

7. Puedes tolerar mucho dolor

Dado que las almas antiguas han experimentado antes muchas adversidades de la vida, ya no esconden la desesperación, la tristeza y otras emociones horribles como lo hacían antes. A pesar de que puedes estar sintiendo una de las peores angustias, no puedes dejar de darte cuenta de que no hay nada más que puedas hacer para ayudar a la situación, que no sea dejar que se vaya para ser feliz una vez más. Has tenido que dejar que muchos otros se vayan antes y no te gusta revivir la experiencia.

Espero que esto te haya ayudado a identificar si eres o no un alma antigua!

Fuente:

http://www.higherperspectives.com

Tienes permiso de re-publicar este artículo gracias a una licencia de Creative Commons concediéndonos un vínculo de retorno a nuestra página La Mente Superior

Deja un comentario