Si te sientes perdido, aquí

Sientes. Siempre hay momentos en nuestras vidas donde nos hemos sentido completamente perdidos del mundo que nos rodea. Sin una dirección específica donde ir, deambulando sólo un poco hasta que surge algo, o sólo estás sentado en el mismo lugar hasta que algo sorprendente, sucede.

Sientes

Por desgracia, cuanto más te sientas allí, más difícil es  encontrar la siguiente dirección para ir y, al mismo tiempo sentarse  es básicamente el único que puedes hacer en este momento. Hay muchas maneras para despegarnos de nuestros sentimientos de estar perdido.

A veces, por lo general la mejor manera de encontrar tu nueva dirección es rendirte a ti mismo con el universo y dejar que te guíe al próximo gran esfuerzo en tu mundo.

Mientras tanto, a medida que tratas de entregarte a las posibilidades, mantén estos recordatorios en la parte posterior de tu cabeza entre más te muevas hacia adelante en tu vida.

  1. Desintoxica tu mente de todos los pensamientos negativos

Las emociones negativas, pensamientos, y cualquier otra cosa que este en el interior de la cabeza son algunas de las razones por las que no consigues encontrar de nuevo tu dirección.

Deshazte de todas las cosas negativas que te hacen perder la motivación, el enfoque, y lo más importante tu felicidad. Nada más importa en el mundo, más que tu propia felicidad y si no tienes una pasión, entonces realmente no encontrarás tu próxima dirección en la vida.

Mantén una actitud positiva, ve el lado bueno de las cosas, y trata de apoyarte a ti mismo en la adversidad cuando suceda, porque siempre es así, no importa lo que hagas.

  1. Prueba nuevas experiencias

Es importante que seas capaz de salir de tu zona de confort con el fin de experimentar cosas nuevas que nunca  has intentado antes.

Dejar libres las posibilidades significa que estas más que dispuesto a probar algo por primera vez. Las cosas nuevas podrían ser algo en lo que has estado interesado desde hace un tiempo o cosas nuevas de las que tal vez nunca habías oído hablar antes.

En cualquier caso, hay una primera vez para todo y tal vez una de esas experiencias podrían dirigirte a la próxima gran cosa en tu vida.

  1. Cree en ti mismo

La confianza es importante cuando estás en busca de tu próxima ruta para viajar. Debes reunir un  valor profundo de ti mismo para asumir riesgos, explorar territorios desconocidos dentro de ti mismo, y ser capaz de expresar lo que estás sintiendo.

Debes ser capaz de creer en ti mismo a medida que continúes avanzando simplemente porque no todo el mundo va a estar allí para sujetar tu mano a través de cada cosa que se te presente.

Cava profundo para averiguar qué es lo que viene después y luego ajusta tu enfoque en eso.

  1. Nunca reprimas tus emociones

Debes estar dispuesto a expresar todo lo que sientas en ese momento exacto en el tiempo. Si intentas reprimir cada emoción que sientes entonces vas a sufrir de estrés en una variedad de maneras que no te gustaran nada.

Si hay un tipo específico de cosa con la que te guste expresarte como el arte, la música, la jardinería, el ejercicio, etc, entonces debes hacerlo en lugar de mantener todo el interior.

Ser capaz de expresarse te permite ser honesto en cuanto a lo que deseas ver, así como con lo que más deseas.

  1. Disfruta de las cosas que más te gustan

Al final del día, no importa dónde estés en tu  vida, permítete disfrutar de las cosas que más amas en el mundo.

Tu felicidad es lo más importante sobre todo lo demás en el mundo, y no disfrutar es probablemente una de las cosas más perjudiciales que podrías hacerle a tu psique.

Sigue disfrutando de tus pasiones con moderación pero siempre tratar de mantenerte lo más feliz que puedas ser.

Siempre habrá adversidad del mundo, pero también puedes convertirte en el cambio que tan desesperadamente deseas ver. Entrégate al universo, cree que puedes hacerlo, se aventurero, y nunca renuncies a ti mismo.

Fuente:

http://www.higherperspectives.com

Tienes permiso de re-publicar este artículo gracias a una licencia de Creative Commons concediéndonos un vínculo de retorno a nuestra página La Mente Superior

Deja un comentario