Resulta que los tatuajes realmente

Tatuajes. Aunque los tatuajes han sido objeto de controversia, desde que se deslizaron de  la contracultura a la corriente principal, resulta que, tener múltiples tatuajes en realidad puede ser bueno para el sistema inmunológico.

El público ha asociado a los tatuajes con la enfermedad desde hace mucho, una reputación ganada  por las tiendas de tatuajes de mala calidad, y la falta de higiene de los que no se preocupan por sus herramientas adecuadamente. Sin embargo, un nuevo estudio realizado por la Universidad de Alabama ha encontrado que hacerte múltiples tatuajes, viene con un regalo inesperado: un impulso importante, para el sistema inmunológico.

Según los investigadores, que estudiaron voluntarios que recibieron su primer o posterior tatuaje por artistas en tiendas de Leeds y Tuscaloosa, los beneficios se producen después de que el sujeto recibe su segundo tatuaje. Al medir los niveles de la inmunoglobulina de anticuerpos A, así como la presencia de la hormona del estrés cortisol de los participantes, los investigadores encontraron algo significativo:

“Entre los participantes que tuvieron su primer tatuaje, los niveles de cortisol crecientes provocaron una enorme disminución de la inmunoglobulina A”, informó Tech Times. “Sin embargo, aquellos con múltiples tatuajes, tenían sólo ligeros descensos en los niveles de inmunoglobulina A, antes y después de las sesiones. Los investigadores sugirieron que esto podría ser, debido a una respuesta inmune más fuerte”.

Después de esta respuesta de estrés del cuerpo, se vuelve a un equilibrio en conjunto. Pero después de recibir múltiples tatuajes, en los que se repiten los factores de estrés, se elevan los puntos de ajuste del cuerpo, lo que sugiere que el sistema inmunológico se está fortaleciendo. La inmunoglobulina A, es una de las mejores defensas contra infecciones comunes, tales como un resfriado común.

“Las personas con más experiencia en tatuajes, tienen una disminución estadísticamente menor en su inmunoglobulina A, de antes a después”, explicó el Dr. Christopher Lynn, profesor de antropología asociado de la Universidad de Alabama.

Aunque el estudio fue limitado en su alcance, con sólo 24 participantes femeninas y cinco varones entre las edades de 18 y 47, sus resultados muestran una gran promesa para el estudio del sistema inmunológico. Los resultados fueron publicados en la revista American Journal of Human Biology la semana pasada.

Fuente:

http://theantimedia.org

Tienes permiso de re-publicar este artículo gracias a una licencia de Creative Commons concediéndonos un vínculo de retorno a nuestra página La Mente Superior.

Deja un comentario