Los 3 tipos de personas que necesitas

1. Tu guía.

Tipos. Puedes encontrar a esta persona, en más de una encarnación. Puede ser un abuelo, un maestro, un compañero de trabajo, o un amigo. Tu guardián te ayuda a guiarte, a través de la vida. Ellos te inspiran, te animan, y aportan una retroalimentación sólida, en tu vida.

Tienes suerte si ya los tienes, en tu vida. Asegúrate de no rechazarlos, cuando se te presenten. A veces es cuestión de dejar de lado tu ego, y ser capaz de escuchar.

1

2. Tu contrapeso.

Tu contraparte es la persona en tu vida, que te dice las cosas como son. Son honestos contigo, no les importa si su honestidad hiere tus sentimientos, y quieren verte crecer como persona.

No son malos sobre las situaciones, pero no van a dejar que pases por la vida como un tonto. Puedes encontrarte en discusiones acaloradas con ellos, pero esos argumentos revelarán resultados positivos.

3. Tus almas gemelas.

Hay una teoría de la reencarnación que siempre he disfrutado. Cuando tu encarnación pasada murió, tu alma se rompió en pequeños pedazos incontables. Esas piezas fueron mezcladas, con un montón de otras piezas de almas. Y a continuación, una entidad cósmica tomó un montón de piezas, y las moldeó en una nueva alma fresca, y se la dió a un nuevo cuerpo.

Esto significa que tu alma actualmente cuenta, con algunas piezas de tu última encarnación, pero tiene una gran cantidad de piezas de otras almas. Por eso, cuando dos almas se encuentran, y contienen las mismas piezas, hay una conexión inmediata. Genial, ¿verdad?

Hay un montón de diferentes tipos, de almas gemelas. En pocas palabras, un alma gemela es alguien que comparte un poco de tu alma contigo. Van a ser amigos, familiares y amantes también. No siempre tendrán, una connotación romántica. Cuando conoces a alguien con quien sabes que compartes un poco de tu alma, déjalos entrar.

Fuente:

http://www.higherperspectives.com

Tienes permiso de re-publicar este artículo gracias a una licencia de Creative Commons concediéndonos un vínculo de retorno a nuestra página La Mente Superior

Deja un comentario